Universo Blaugrana

Una foto de los jugadores del Barça celebrando el primer gol frente al PSV / EFE

Una foto de los jugadores del Barça celebrando el primer gol frente al PSV / EFE

Messi pone la primera piedra para devolver la Champions al Camp Nou

El argentino vuelve a ser decisivo en el triunfo del Barça en un partido en el que no quiso especular con la posesión, pero en el que sufrió a la contra y acabó con 10

Claudia Granja @c_granjafranch

18.09.2018 20:57h Actualizado: 18.09.2018 21:03 h.

3 min

El Barça consiguió su primera victoria de la Champions League 2018-2019 frente al PSV Eindhoven (4-0) gracias a un hat-trick de Leo Messi y un golazo de Dembélé. Goleada y declaración de intenciones. Ernesto Valverde no quiso arriesgar y salió al césped del Camp Nou con el once de gala. Coutinho como interior izquierdo –debutando con la elástica azulgrana en competición europea—y el mosquito acompañando a Messi y Suárez en la línea ofensiva.

La conjura del vestuario existe y se vio desde el inicio del encuentroEstrenando el nuevo horario de la UEFA, el Barça se volcó ofensivamente para abrir el marcador lo antes posible, pero el PSV supo responder a las acometidas del bando azulgrana. Con pases rápidos –como en los mejores tiempos--, el Barça quiso desconcertar a una defensa holandesa que se vio beneficiada dadas las imprecisiones que provoca, en ocasiones, el juego al primer toque.

Al Camp Nou, sin complejos

Los holandeses propusieron un fútbol gustoso. Sin autobuses, ni dobles líneas defensivas para estancar en la frontal al Barça. Todos en su campo, pero listos para el contraataque. Una fórmula que, pese a no dar la sorpresa que Van Bommel quería, si dejó claras sus pretensiones futbolísticas. El técnico holandés no se amedrenta frente a los grandes y compite al máximo nivel en esta fase de grupos. 

Chucky Lozano durante el partido frente el Barça / EFE

Chucky Lozano durante el partido frente el Barça / EFE

Los azulgrana dominaron el encuentro, posesiones largas y cambios de orientación, pero poca efectividad de cara a portería. Sorprendió el atrevimiento del Barça. Los centrocampistas se atrevieron a probar puntería desde la frontal, algo que seguramente les exigirán otros equipos más conservadores. No fue hasta que Dembélé consiguió una falta en la frontal del área cuando Messi pudo sacar su zurda a pasear. Golazo por la escuadra. Imparable para Zoet.

Pese al dominio azulgrana, los holandeses tuvieron sus oportunidades en las botas de De Jong y Lozano. Sergi Roberto y Jordi Alba se volcaron en ataque y, en ocasiones, dejaron a Piqué y Umtiti sin coberturas. Quizás el único reproche al Barça tras una goleada en Europa pueda ser ese. Demasiados espacios a la espalda de la defensa.  

En la segunda parte los holandeses se crecieron. Pisaron área contraria y, ante la falta de contundencia del Barça, amenazaron con el empate. Hasta que apareció un destello de Dembélé. Otro más esta temporada. Dejó atrás a dos defensores en un regate y definió al palo largo desde fuera el área.

dembele gol psv

Dembélé celebra su gol frente al PSV / EFE

Con Messi desaparecido y el Barça sin sentenciar el partido, el gol del francés conectó al argentino. Tan solo le bastaron cinco minutos para firmar su hat-trick particular con dos golazos. Otro récord para el argentino. Con el de este martes, el astro argentino se convierte en el jugador con más 'tripletes' de la historia de la competición, un título que ostentaba, hasta ahora, con Cristiano Ronaldo empatados a siete. 

Valverde, obligado

El Barça cumplió, pero tiene margen de mejora y debe ponerse manos a la obra. Sergi Roberto volvió a dejar su banda descubierta en tareas defensivas, Dembélé marcó, pero también volvió a tomar decisiones incorrectas que desquiciaron, entre otros, a Luis Suárez. Todo continúa en la línea que se ha criticado hasta ahora. Y con algún que otro error clamoroso. 

Con un 3-0 en el marcador y el partido sentenciado, Umtiti arrolló a Lozano en un contraataque que propició su segunda amarilla. Algo que preocupa de cara al próximo encuentro frente al Tottenham en Inglaterra. El Txingurri consiguió su primer objetivo en una Champions que no será fácil de conquistar. Además, cumplió con los pronósticos. Debutaron Arthur, Lenglet y Arturo Vidal. Dio descanso, pero solo cuando se vio obligado o el partido estaba sentenciado.

Una foto de Arturo Vidal, Messi y Suárez celebrando un gol / EFE

Messi, Suárez y Arturo Vidal celebra el tercer gol del argentino / EFE

De momento, tres puntos y líderes de grupo por el gol average tras la remontada del Inter de Milán frente al Tottenham. Ahora, toca volver a la Liga

 
Hoy destacamos