Universo Blaugrana

Messi quiere la Liga: su versión más destructiva contra el Getafe

Messi quiere la Liga: su versión más destructiva contra el Getafe

Messi quiere la Liga: su versión más destructiva contra el Getafe

El argentino protagonizó una actuación heroica para dar los tres puntos al Barça contra los azulones

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

23.04.2021 00:24h Actualizado: 23.04.2021 00:25 h.

2 min

Leo Messi fue sin duda el gran protagonista en la goleada del Barça contra el Getafe (5-2). El argentino, cada vez más visiblemente comprometido e ilusionado con la plantilla, evidenció que se encuentra en el mejor momento de la temporada. Tras la resaca de la Copa del Rey, continuó su buena racha contra los azulones. 

El 10 mostró su versión más destructiva y evidenció que quiere esta Liga. No tiene claro su futuro, pero pase lo que pase, quiere que esta temporada sea especial. En este sentido, sus primeros 40 minutos fueron una verdadera oda al fútbol. En los primeros instantes ya avisó que era su noche, con un disparo que se estrelló en el larguero y no entró por céntimeros. 

Leo Messi, celebrando con un recogepelotas uno de sus goles contra el Getafe | FCB

Leo Messi, celebrando con un recogepelotas uno de sus goles contra el Getafe | FCB

Avisó una vez, pero no dos. Y poco después, adelantó a los blaugrana tras una maravillosa asistencia de Sergio Busquets. El de Rosario demostró de nuevo ser el eje del juego de los culés. Todos los balones pasaban por él, y prácticamente todas sus decisiones eran acertadas. Volvió loca a la defensa getafense con sus cambios de ritmo. 

Y participó de nuevo en los otros dos goles del Barcelona en la primera mitad. Forzó el error de la defensa visitante que comportó el gol en propia portería de Chakla, y anotó el tercero que parecía definitivo, demostrando ganas al recoger el rechace de un disparo que él mismo tiró al palo. 

Generosidad 

Asimismo, su segunda mitad fue un poco más discreta, en cuanto a aportación ofensiva. No estuvo tan presente en cada acción, pero no por eso dejó de ser decisivo. Tras el 3-2 del Getafe, tuvo que aparecer para certificar el triunfo, con dos acciones de capitán, que evidenciaron su generosidad. 

Primero, al poner un centro teledirigido a Araújo, que anotó el cuarto gol que dio tranquilidad a los de Koeman a la salida de un córner. Y finalmente, tuvo un enorme gesto con Griezmann ya en el tiempo de descuento. El Principito provocó un penalti. Y Leo, lejos de pensar en su hat-trick o en el pichichi, cedió la responsabildad al francés, que tuvo un encuentro más que discutible. Gestos de los que provocan unión y hacen piña. 

Leo Messi, celebrando un gol contra el Getafe con Busquets y Pedri | EFE

Leo Messi, celebrando un gol contra el Getafe con Busquets y Pedri | EFE

Hacía tiempo que no se veía a un Messi tan implicado con el Barça. El argentino sabe que quedan siete finales, y cualquier detalle puede ser decisivo para ganar una nueva Liga. El 10 está sediento de títulos. Lo demostró con la Copa, y no parará hasta conseguir una nueva Liga en su palmarés. 

 
Hoy destacamos