Universo Blaugrana

Una foto de Leo Messi celebrando uno de sus goles contra el RCD Espanyol / FCB

Una foto de Leo Messi celebrando uno de sus goles contra el RCD Espanyol / FCB

Un Messi de récord arrasa con las leyendas de la liga

Tras decidir la victoria ante el Espanyol este sábado, el argentino iguala a Iker Casillas como jugador con más victorias en el campeonato doméstico

Claudia Granja @c_granjafranch

30.03.2019 19:55h

1 min

Leo Messi tenía al alcance de su mano ante el RCD Espanyol varios records que solo otorga el paso del tiempo y la regularidad de los mejores. Saltó al verde del Camp Nou en el once de gala de Ernesto Valverde en el regreso de la liga tras el parón de selecciones. 

Con su presencia en el once superó a Xavi Hernández como azulgrana con más derbis disputados, con el de este sábado ya suma 33 frente a los 32 del de Terrassa, pero sus dos goles también le permitieron igualar a otra leyenda del fútbol español. 

El argentino sentenció un partido sin ritmo y sin velocidad para dejar los tres puntos en casa y mantener intacta la clasificación, pero la victoria --que se coció, para no variar, en su pie izquierdo-- también sirvió para igualar a Iker Casillas como jugador con más victorias en la Liga. Un total de 334 partidos ganados de los que ambos comparten primera plaza y que podría decantarse del lado del argentino en los próximos días si el Barçá consigue ganar al Villarreal, su próximo rival en liga. 

A su favor juega también su precocidad. Mientras que el guardameta de Móstoles necesitó 510 partidos para conseguir el récord, Leo lo ha hecho en 445. Un partido que además también ha servido para superar a Andrés Iniesta en partidos con el Barça. 

El rey del gol

Un ranking que ahora comparte y que se gestó gracias a dos tantos muy conocidos en el barcelonismo. El primero de falta directa: una de las asignaturas pendientes de los blanquiazules cada vez que se enfrentan a Messi. El rosarino le ha marcado 25 goles al rival vecino en 33 encuentros --entre Liga y Copa-- los cuáles seis han sido a balón parado.

Si en la ida limpió las telarañas de la portería de Diego López con dos cañonazos, el argentino no quiso ser menos en su propio estadio y bombeó un balón imposible para el guardameta perico. Un gol que fue el preludio a el segundo tanto de la noche con un socio inesperado, Malcom

Una foto de Leo Messi y Malcom celebrando un tanto ante el Espanyol / FCB

Una foto de Leo Messi y Malcom celebrando un tanto ante el Espanyol / FCB

El carioca ejerció de Jordi Alba para poner en bandeja ese pase magistral que Leo nunca falla. Una victoria de líder, para alcanzar los 41 tantos esta temporada en su casillero particular y conseguir su doblete número 141 de su carrera. Todo a medio gas.

 

Hoy destacamos