Universo Blaugrana

Leo Messi durante un partido con el FC Barcelona /FCB

Leo Messi durante un partido con el FC Barcelona /FCB

Messi, rey en el campo y salvador de las cuentas del Barça

La posible salida del crack argentino sería un alivio a nivel salarial para el club culé

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

01.09.2020 23:35h

3 min

La decisión de Leo Messi se antoja ya irrevocable. El jugador argentino ha optado por el camino de la confrontación, y está dispuesto a luchar hasta el final para forzar su salida del Barça. De primeras, buscó su marcha gratis al acogerse a una cláusula de su contrato que le permitiría forzar su salida de forma unilateral. Así se lo comunicó al club culé vía burofax.

Sin embargo, con el paso de los días empezaron a surgir dudas de esa supuesta cláusula. Además, la versión de la entidad azulgrana es que caducó el pasado 10 de junio. Un hecho que ha obligado a Messi a recular para evitar pasar por los juzgados. En las próximas horas, el representante y padre de Leo, Jorge, se reunirá con Bartomeu para definir el futuro de su hijo

Bartomeu y Messi conversando durante la gala del Balón de Oro / EFE

Bartomeu y Messi conversando durante la gala del Balón de Oro / EFE

Pactar su marcha se prevé la única alternativa. En la cúpula azulgrana cada vez más directivos intentan convencer al presidente de que ceda, y deje salir al 10. Eso sí, a través de un traspaso que permita salvar las cuentas del FC Barcelona. Y más, en un año donde la crisis del coronavirus golpeó con fuerza, con pérdidas de hasta 200 millones de euros. 

El último favor de Messi

El entorno de Messi confía y cree que su visión de la cláusula es la correcta. Y podría arriesgarse a solicitar el transfer a la FIFA, y marcharse gratis. Una contingencia que el argentino considera innecesaria. Quiere una salida pactada del club de su vida. Después de más de 20 años defendiendo los colores azulgrana, no busca marcharse de mala manera. Por eso, decidió dar marcha atrás y buscar una negociación con Bartomeu. 

Pese a que sabe que pocos equipos serán capaces de acometer una operación de tal complejidad, no desea dejar al Barça sin nada por su traspaso. El último favor de Leo al Barça es, tras ser el salvador durante muchos años en el campo, serlo también de las cuentas en una temporada más que enrevesada.

Leo Messi, en un partido con el Barça | EFE

Leo Messi, en un partido con el Barça | EFE

Messi es el jugador mejor pagado del Barça, y del mundo, con diferencia. Tras su última renovación, su sueldo se fue hasta los 100 millones de euros. Su marcha comportaría un alivio a nivel salarial. Y si puede ser traspasado por una cantidad importante, mejor. 

Su salida paliaría el crítico problema del FC Barcelona con su masa salarial, y abriría la puerta a que algunos de sus compañeros con sueldos importantes, como Gerard Piqué o Jordi Alba, se quedasen. Además, podría evitar una nueva rebaja salarial del club a los futbolistas e incluso facilitaría la renovación de piezas clave como Ter Stegen o Lenglet. Asimismo, el cuadro catalán conseguiría mucho más margen, y no se vería forzado a regalar algunos de sus jugadores. 

La venta de Leo Messi ha sido tabú en el Camp Nou durante mucho tiempo. Nadie se había planteado ni siquiera la salida del jugador más importante de la historia del Barça. Y precisamente ese miedo es el que impedía analizar con frialdad la situación, y deducir que a nivel económico, traspasar al argentino no solo podría no ser una desgracia, sino la solución

No es oro todo lo que reluce

Asimismo, aunque la salida de Messi podría ser un empujón importante durante los próximos años a nivel económico; la realidad es que, a largo plazo, las consecuencias podrían ser devastadoras. La imagen y la presencia del argenitno es cabdal en todas las campañas del club culé. Muchos aficionados de mercados importantes siguen al Barça por Messi. 

Por ejemplo, las partidas de patrocinios podrían verse claramente perjudicas, en un año donde está en juego la renovación del patrocinio de Rakuten y Beko. También se resentirá la entidad en cuanto a los ingresos obtenidos por las giras y los turistas. Es evidente que el argentino era un gran atractivo para que aficionados del fútbol alrededor del mundo vinieran a Barcelona para poder verlo en un partido.

Leo Messi y Josep Maria Bartomeu sellan su vinculación con el Barça / FCB

Leo Messi y Josep Maria Bartomeu sellan su vinculación con el Barça / FCB

Finalmente, a nivel deportivo, la baja del mejor jugador del mundo y del equipo podría comportar un descenso de nivel en cuanto a resultados. No conseguir títulos o no avanzar a rondas avanzadas de Champions reducirá drásticamente los ingresos. Aunque de esto último, dependerá cómo consiga reforzarse el equipo ante la baja de Leo. Lo indudable es que su salida comportaría un terremoto de dimensiones incalculables, con ventajas e inconvenientes importantes a nivel económico. 

 
Hoy destacamos