Universo Blaugrana

Messi en el desplazamiento contra el Levante / FC Barcelona

Messi en el desplazamiento contra el Levante / FC Barcelona

Messi rompe su silencio: “Esta Copa del Rey para el vestuario fue un punto de inflexión”

El ‘Diario Olé’ ha avanzado parte de la entrevista con el capitán azulgrana

Oriol Quintana @urikingkat

22.05.2021 10:29h

3 min

Uno de los alicientes de este fin de semana, más allá del desenlace liguero, es la entrevista que Leo Messi concedió esta semana en el Diario Olé. Este sábado por la mañana se ha desvelado alguna de las respuestas en relación al FC Barcelona. Aunque no ha afrontado directamente el tema de su renovación, sí que ha mostrado su satisfacción con la actual plantilla.

El capitán reconoció que uno de los momentos especiales del curso fue la Copa del Rey: “Siempre que compito, compito para ganar e intentar conseguir todos los objetivos, para conseguir títulos. La verdad es que la última Copa del Rey fue especial por el momento en que estábamos. Veníamos de un par de años sin pasarla bien por diferentes resultados. Hay un vestuario muy joven, con mucha gente nueva. Esta Copa del Rey para el vestuario fue un punto de inflexión, muy importante. Y más allá de eso, me gusta ganar y conseguir títulos. Cuantos más, mejor”.

Messi levantando la Copa del Rey / FC Barcelona

Messi levantando la Copa del Rey / FC Barcelona

También comentó la curiosa imagen que se dio en La Cartuja de Sevilla, con todos los compañeros pidiéndole fotografías con la Copa, como si de una despedida se tratase. “Fue hermoso ver ahí a muchos chicos que salen de abajo, que sienten lo mismo. Yo sé lo que siente el que sale de abajo. También hacer las fotos con los más veteranos. Fue un momento lindo en todo sentido”, apuntó.

Su llegada a Barcelona

Este avance de entrevista trató de su llegada y adaptación a Barcelona cuando era un niño: “La verdad que tomar esa decisión fue difícil, pero al mismo tiempo fue rápida. Ni lo dudé, pero sin pensar. Por ahí no entendía bien lo que significaba irme de mi país, de mi gente, de mis amigos y empezar otra vida en otro lado, tan lejos. Al principio fue duro porque cuando yo llegué no podía jugar por un tema de papeles. Después empecé y me lesioné... Estuve casi un año sin competir. Me entrenaba nomás, que no era lo mismo...”.

Y añadió un “a partir de ahí, fui avanzando rapidísimo, fui escalando y jugando con chicos más grandes. Y cada vez veía que estaba más cerca, que era posible. Eso hacía que tuviera más ganas de estar en el Barcelona, de intentarlo, de seguir peleando. Tuve la gran suerte que, dentro de lo difícil, todo fue muy rápido”.

Leo Messi, en un partido con el Juvenil del Barça | FCB

Leo Messi, en un partido con el Juvenil del Barça | FCB

“Supongo que eso ayudó muchísimo a que me quede acá y a que pase todo lo que pasó después. Pero sí que fue una decisión dura porque era irme. Irme de verdad, lejos. Hoy estás lejos, pero al mismo tiempo estás cerca. Hoy son mucho más fáciles las comunicaciones, el día a día. En esa época era un llamado por teléfono por día, o cada tres días”, recordó con cariño.

La anécdota

Messi contó en el Diario Olé una anécdota con la máscara que llevó Carles Puyol tras fracturarse el pómulo. “En esa estaba en cadetes, tendría 14 o 15 años creo... Y un fin de semana, en un partido contra el Espanyol, me pegaron un codazo y me fracturaron el pómulo. Y al siguiente fin de semana jugábamos la final de la Copa Catalunya, que se jugaba en esa época y no sé si se sigue jugando... Y de esa edad es como un torneo importantísimo. Y justo a Puyol le había pasado lo mismo y había jugado con una máscara no sé cuánto tiempo. Y me la hicieron llegar, y que juegue con eso”, comentaba.

Carles Puyol con la máscara en un entrenamiento / FC Barcelona

Carles Puyol con la máscara en un entrenamiento / FC Barcelona

Pero la máscara no duró mucho: “Entrené un par de veces, entré a jugar cinco minutos y era imposible, me quedaba grande, se movía para todos lados. Y me la saqué a la mierda. Jugué un rato, creo que hice dos goles y ganamos 3-0. Y a los 30' me sacaron. Estaba mi viejo gritándole al técnico que no, que no jugara sin máscara, que lo saque, qué sé yo, y al final me terminaron sacando. Pero yo en ese momento no me daba cuenta del peligro, de lo que podía llegar a pasar. Yo quería jugar como sea. En esos momentos me molestaba, agachaba la cabeza y no veía la pelota, me la saqué y seguí jugando”.

 
Hoy destacamos