Universo Blaugrana

Ernesto Valverde hablando con Leo Messi en un partido en el Camp Nou / EFE

Ernesto Valverde hablando con Leo Messi en un partido en el Camp Nou / EFE

Messi, Valverde, Bartomeu y los cinco fichajes del Barça

El club catalán tiene previsto un plan renovación que sienta las bases del equipo del futuro

Oriol Quintana @urikingkat

25.04.2019 11:14h

4 min

La plantilla del Barça tiene la mente puesta en el próximo mes. Están a solo tres puntos de cantar el alirón liguero y de afrontar la Champions League con el único objetivo de estar en el Wanda Metropolitano el dos de junio. En semifinales les espera el Liverpool de Jurgen Klopp, un hueso duro de roer.

Mientras Valverde y la plantilla están concentradas en el verde, la junta directiva y la secretaría técnica siguen trabajando en el equipo de la próxima temporada. Se prevén varios cambios con el objetivo de rejuvenecer la plantilla y alargar la hegemonía culé en Liga. Algunos refuerzos ya se han confirmado, otros están al caer.

La dupla holandesa, el gran objetivo de Bartomeu

Josep Maria Bartomeu tenía como gran objetivo en el mercado invernal atar al centrocampista del futuro. Frenkie de Jong era el favorito para todos los grandes de Europa -Real Madrid, PSG o Bayern de Múnich- pero finalmente se lo llevó el Barça. El de 21 años priorizó la oferta deportiva antes que la económica y el próximo uno de julio llegará a Barcelona a cambio de 75 millones más 11 en variables.

Del Ajax también ha sobresalido uno de los defensas llamados a hacer historia en los próximos cursos. Matthijs de Ligt, capitán del equipo, ha maravillado con su juventud, seriedad y solidez defensiva. Es el nuevo gran objetivo del presidente culé -avalado por Ernesto Valverde- que tendrá que luchar con la Juventus de Turín para llevárselo.

Imagen de archivo de Frenkie de Jong y Matthijs de Ligt

Imagen de archivo de Frenkie de Jong y Matthijs de Ligt / EFE

Con el central de 19 años, el Barça se llevaría dos de los jugadores más destacados de Europa. El Ajax de Ámsterdam está haciendo historia en la Champions League como semifinalista y puede ser rival de los blaugranas el próximo dos de junio en el Madrid.

El deseo de Valverde

Ernesto Valverde empezó la temporada con un objetivo de mercado señalado en rojo. La salida de Lucas Digne dejaba una plaza vacante como suplente de Jordi Alba. El de L’Hospitalet lo juega absolutamente todo y a sus 30 años de edad no puede mantener mucho más el ritmo como lo hace hasta ahora. Suerte que esta temporada no se ha lesionado.

La secretaría técnica le propuso al entrenador mirar al filial culé si quería un recambio del lateral izquierdo. Juan Miranda fue el escogido pero apenas ha tenido minutos en el primer equipo. Actualmente, Sergi Roberto o Nelson Semedo son las alternativas en la banda izquierda.

Una foto de Juan Miranda durante el partido frente al Tottenham / EFE

Una foto de Juan Miranda durante el partido frente al Tottenham / EFE

Por ese motivo, se plantea incorporar un lateral izquierdo que acepte el rol de suplente. Marc Cucurella, cedido al Eibar, es la apuesta principal de la secretaría técnica pero no termina de convencer al técnico. En Ipurúa actúa como interior, no como lateral puro como sería en el Barça, aunque en el último partido sí que regresó a una opsición más retrasada. El Txingurri vería con mejores ojos una apuesta veterana y conocedor de la Liga como sería Filipe Luis, que termina contrato con el Atlético de Madrid.

Recambio a Luis Suárez

Uno de los refuerzos más deseados en Can Barça es el que tendrá que sustituir a la larga a Luis Suárez, delantero centro del equipo. La secretaría técnica baraja muchos nombres pero parecía que el favorito era Luka Jovic, delantero de 21 años del Eintracht de Frankfurt. El fichaje parecía avanzado pero se enfrió con la irrupción del Real Madrid, que tiene muy buenas relaciones con el Eintracht y cerró una reunión con el agente del artillero balcánico. 

El gran problema del jugador que llegue es que apenas tendrá minutos de entrada. El uruguayo lleva muy buenos números -24 goles y 11 asistencias en 45 partidos- y no será fácil sustituirle. El que llegue tiene que tener claro que su oportunidad llegará pero no será indiscutible desde el primer minuto.

Otro problema es que su precio está subiendo exponencialmente. El Barça veía con buenos ojos pagar 50 millones por un futbolista con gol, versátil y muy joven. Pero pagar 80 millones es otro cantar. Especiamente si se tiene en cuenta que el fichaje de Griezmann costaría solo un poco más: 120 millones. Además, hay otras alternativas sobre la mesa. En cualquier caso, Messi tiene claro que su amigo es intocable en la titularidad. 

Si Coutinho sale

El extremo Philippe Coutinho no descarta abandonar el Camp Nou, todo depende de cómo termine la temporada. El brasileño ha vuelto a la titularidad sentando a Ousmane Dembelé pero parece que el futuro tiene el nombre del francés. Su rendimiento no termina de convencer y podría volver a la Premier League.

Al 7 no le faltan ofertas. Manchester United y Liverpool verían con buenos ojos su fichaje. También el PSG. Pero, sobre todo, en estos momentos el principal candidato a contratarlo es el Chelsea. Si saliera Coutinho, el Barça prevé la incorporación de un extremo suplente de poca inversión. Suena con fuerza Juan Mata pero también se barajan otras opciones como el extremo de 18 años del Nancy, Bilal Hassaini, que está en órbita de los parisinos.

Juan Mata celebrando un gol con el Manchester United / EFE

Juan Mata celebrando un gol con el Manchester United / EFE

La junta directiva y la secretaría técnica prevén un verano muy movido en materia de fichajes. El Barça de Messi puede llegar a tener cinco refuerzos de calidad para alargar la buena racha de títulos y sentar las bases del equipo de futuro. Unas contrataciones que cuentan con un consenso importante entre las tres piezas clave del club Bartomeu, Valverde y el propio Messi, con permiso de los Segura, Abidal, Grau y compañía. 

 

Hoy destacamos