Universo Blaugrana

Coutinho, durante el trofeo Joan Gamper | EFE

Coutinho, durante el trofeo Joan Gamper | EFE

La misión secreta de Koeman para Coutinho

El centrocampista brasileño está decidido a que este sea su año en el Barça

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

30.09.2020 18:50h Actualizado: 02.10.2020 17:24 h.

2 min

Dicen que las segundas partes no son buenas. Sin embargo, Philippe Coutinho ha vuelto al FC Barcelona para desmontar este mito. Después de estar en el centro de todos los rumores durante gran parte del mercado de fichajes, finalmente el mismo Ronald Koeman reconoció que el perfil del brasileño le gusta especialmente y que contará con él como pieza importante para la temporada. 

El centrocampista, tras su cesión en el Bayern de Munich donde no acabó de cuajar, estaba también convencido de dar por cerrada su etapa en el Camp Nou y marcharse. Sin embargo, la felicitación de algunos pesos pesados del vestuario azulgrana tras conseguir la Champions, junto a la conversación con el técnico holandés, le hicieron cambiar de idea. 

El cambio físico de Coutinho | Culemanía

El cambio físico de Coutinho | Culemanía

Coutinho llega a su segunda etapa en el Barça con una mentalidad distinta, y con un físico mejorado. Junto a un preparador personal en Munich, que también le ayudó durante la pandemia, se dedicó concienzudamente a trabajar su cuerpo para progresar ante defensas mucho más corpulentos. Los resultados son más que evidentes. 

Su función en el Barça de Koeman

Tanto en la pretemporada como en el estreno liguero, Koeman apostó por él como mediapunta. Una posición donde se siente cómodo y permite sacar prácticamente todo su potencial. No obstante, el entrenador azulgrana, aprovechando su evolución física, le ha exigido más. A parte de ser clave repartiendo juego, quiere que sea determinante en tareas defensivas. 

El técnico holandés es consciente que Coutinho está ahora mismo un paso por encima de sus compañeros físicamente. Por eso, le ha exigido un papel importante tanto a la hora de comandar la presión de los delanteros, como también en el repliegue defensivo.

Coutinho, en un partido con el Barça | EFE

Coutinho, en un partido con el Barça | EFE

Al cambiar el esquema al 4-2-3-1, Koeman quiere a Cou como tercer pívote cuando el equipo esté defendiendo. En cambio, no espera este esfuerzo en jugadores como Leo Messi, Trincao o un Griezmann que actuará como principal referencia del equipo. Una misión que le comportará una fatiga importante, pero por eso el holandés cuenta con futbolistas destacados para sustituirle. Prefiere de él unos 70 minutos al máximo nivel y rendimiento, que 90 sin intensidad. Y el brasileño, que se preparó a conciencia en Munich, está dispuesto a hacer todo lo posible para triunfar, esta vez sí, en el Barça. 

 
Hoy destacamos