Universo Blaugrana

Rafinha en su presentación con el PSG / EFE

Rafinha en su presentación con el PSG / EFE

Los motivos por los que el Barça 'regaló' a Rafinha al PSG

El centrocampista brasileño se marchó a cambio de tres millones en variables al Parque de los Príncipes

Pau Beya Acero @pbeya96

10.10.2020 00:56h Actualizado: 10.10.2020 11:29 h.

2 min

Rafinha Alcántara culminó la operación salida del FC Barcelona. El último día de mercado fue tremendamente ajetreado en las oficinas culés. Tras las marchas de Ronald Araujo Juan Miranda, el club azulgrana anunció la venta del centrocampista brasileño al París Saint-Germain. Lo sorprendente fue que el equipo francés únicamente deberá pagar tres millones en variables y el 35% de una futura venta.

La operación sorprendió a la afición, pues horas antes se rumoreaba con que el Barça no lo dejaría salir por una cantidad inferior a la cláusula de rescisión, que era de 16 millones de euros. Según ha podido saber Culemanía, hubo tres motivos que impulsaron a la entidad catalana a 'regalar' a Rafinha al PSG.

La masa salarial

El primero de todos fue la necesidad del FC Barcelona de rebajar la masa salarial. Aunque el canterano no tenía un sueldo especialmente alto, su ficha impedía que la institución pudiera dar ficha del primer equipo a Ronald Araujo y a Riqui Puig. Por lo tanto, la salida de Rafinha era, hasta cierto punto, urgente.

Riqui Puig, en un partido con el Barça | EFE

Riqui Puig, en un partido con el Barça | EFE

Tanto el central uruguayo como el centrocampista catalán fueron inscritos en la Liga, por lo que se espera que vayan ganando importancia a medida que avanza la temporada. El ciclo de Rafinha en el Camp Nou había terminado, y además su contrato expiraba en 2021. Si no salía ahora, se hubiera marchado gratis en apenas unos meses.

Buen comportamiento

El Barça valoró también el comportamiento ejemplar que ha tenido siempre el centrocampista brasileño con el club. No son pocas las veces que los entrenadores no han contado con él y no ha puesto ningún impedimento para salir cedido. Primero al Celta, luego al Inter de Milán y posteriormente otra vez al equipo vigués.

Rafinha, en un partido con el Barça | EFE

Rafinha, en un partido con el Barça | EFE

Rafinha rogó que la entidad le dejara salir y, a poder ser, rumbo a un destino atractivo. El FC Barcelona consideró que, hasta cierto punto, se lo debía, por lo que puso pocos impedimentos.

La única salida

Por último, pero no por ello menos importante, el París Saint-Germain era la única salida atractiva que se le planteó al centrocampista brasileño. En la capital francesa aspirará a la Champions y podrá ampliar su palmarés con ligas y copas. Era, desde luego, la opción que más gustaba al futbolista. Y también al club.

La otra era el Celta de Vigo, quien quería al jugador gratis y además esperaba que el FC Barcelona pagara la mitad de la ficha. Por lo tanto, no tenía ningún tipo de sentido pagar para desprenderse del futbolista. Así pues, sumados todos los condicionantes, lo mejor para todas las partes era una marcha al París Saint-Germain.

 
Hoy destacamos