Universo Blaugrana

Una foto de Jeison Murillo en un entrenamiento del Barça / EFE

Una foto de Jeison Murillo en un entrenamiento del Barça / EFE

Murillo no pasa ni por delante de Vermaelen en el Barça

El colombiano se ha quedado fuera de las dos últimas convocatorias

Pau Beya Acero

28.01.2019 22:03h

2 min

Jeison Murillo ha pasado de ser un fichaje necesario a ser el jugador más prescindible de la primera plantilla del FC Barcelona en poco más de un mes. El colombiano se ha quedado fuera de las dos últimas convocatorias –frente al Sevilla en Copa del Rey y frente al Girona en Liga– y actualmente es el cuarto central del equipo por detrás de Gerard PiquéClément Lenglet Thomas Vermaelen

El exfutbolista del Valencia debutó como titular a las dos semanas de llegar. Valverde lo alineó en el partido de ida de octavos de final de la Copa del Rey en el Ciutat de València, y pese a que su actuación no fue la esperada, volvió a confiar en él para el encuentro de vuelta de esa misma eliminatoria.

Pero desde entonces no se ha vuelto a vestir de corto. La recuperación de Thomas Vermaelen lo mandó al banquillo en el partido de Liga frente al Leganés, y en los dos siguientes duelos del club azulgrana ni siquiera ha estado entre los 18 escogidos por Valverde para disputar el encuentro. Además, aún no ha debutado en Liga con la camiseta blaugrana.

Petición expresa de Valverde

Fue el técnico culé el que pidió que llegara Jeison Murillo. El FC Barcelona estaba interesado en la incorporación de un central europeo con experiencia en la élite como Ivanovic Skrtel, pero el deseo del extremeño era que llegara un futbolista con experiencia en la Liga. Y la directiva se lo concedió.

Una foto de Ernesto Valverde en el banquillo del Camp Nou / EFE

Una foto de Ernesto Valverde en el banquillo del Camp Nou / EFE

Visto esto, cabía esperar que el central gozara pronto de oportunidades. No necesitaba adaptación, y además Valverde tenía confianza en él puesto que lo pidió. Lo que fuera por evitar otro caso Malcom. Y es cierto que disputó los dos partidos de octavos de final, pero su desaparición desde entonces es preocupante.

Sustituto de Umtiti... y Vermaelen

Cuando el colombiano llegó al Camp Nou la defensa azulgrana estaba en cuadro. A la misteriosa lesión de Samuel Umtiti se sumó la enésima baja de Thomas Vermaelen. El club catalán movió ficha y cerró rápidamente el fichaje de un futbolista que en el Valencia solo había disputado tres partidos en cuatro meses de competición.

El francés no ha vuelto, pero sí lo ha hecho el belga, que rápidamente se ha hecho con el puesto de tercer central de la plantilla. Nada más salir de su lesión, fue titular en el partido frente al Leganés, y en el partido del pasado domingo frente al Girona volvió a disfrutar de 13 minutos para seguir cogiendo ritmo de competición.

Una foto de archivo de Thomas Vermaelen durante un partido con el Barça

Una foto de archivo de Thomas Vermaelen con el FC Barcelona

La llegada de Murillo se puede analizar desde dos puntos de vista radicalmente diferentes. El primero es que el colombiano difícilmente le vaya a ganar el sitio a Vermaelen y en los tramos decisivos de las competiciones Valverde raramente vaya a contar con los cuatro centrales salvo en casos excepcionales. El otro punto de vista es que el colombiano llegó "por si" el belga –o Lenglet Piqué– se vuelven a lesionar y evitar así que el primer equipo se quede solo con dos centrales disponibles.

Si Samuel Umtiti se recupera se anularían ambos supuestos. Pero si no, desde la perspectiva del club parece razonable pagar 1,20 millones de euros por su cesión y cubrir cualquier posible baja que se pueda producir en el tramo clave de la temporada. Ahora mismo parece que no tiene sitio, pero quedan muchos meses por delante para que Jeison Murillo pueda tener oportunidades. 

 

Hoy destacamos