Universo Blaugrana

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

La negativa de Valverde que fulmina a un crack del Barça

El técnico extremeño mantiene inamovible su visión respecto a la figura de Malcom y ya está en venta

Claudia Granja @c_granjafranch

24.06.2019 20:51h Actualizado: 24.06.2019 20:51 h.

2 min

No quiere salir, pero el escenario le condena y Ernesto Valverde también. Malcom Oliveira tiene, posiblemente, las horas contadas en el Barça. Su traspaso no es una prioridad en el Camp Nou, pero visto el cambio del panorama en los últimos días sería la mejor opción para el delantero si pretende tener algún minuto la próxima temporada.

El brasileño ha pasado de puntillas en su primer año en el Camp Nou. Actuaciones estelares y goles para el recuerdo, pero con una continuidad nula. Nunca fue una opción para el Txingurri y el técnico azulgrana está decidido a mantener su criterio respecto al brasileño. No cuenta con él para la próxima temporada y ya lo ha comunicado a la dirección deportiva. La pelota está sobre su tejado. Comunicar al futbolista la situación y que él mismo decida para llegar a un acuerdo.

Los rumores sobre el posible regreso de Neymar Jr., se suman al fichaje de Griezmann. Una situación que si ya pone en jaque el protagonismo de jugadores más asentados como Ousmané Dembelé, elimina totalmente cualquier posibilidad de que Malcom tenga más protagonismo del que tuvo la campaña pasada.

Las dudas

Esa situación, que podría concretarse en cuestión de semanas, coloca al carioca en una situación muy delicada. Al finalizar la temporada sopesó la posibilidad de abandonar el Camp Nou, pero de nuevo su deseo de triunfar de azulgrana cerró las puertas a las ofertas que le presentó su representante. 

Malcom lamentando una ocasión con el Barça / EFE

Malcom lamentando una ocasión con el Barça / EFE

Unas ofertas que ahora deberá retomar visto lo visto. Su cartel y su perfil en el Calcio y la Premier auguran una venta asegurada en un proyecto deportivo en el que el brasileño encajaría a la perfección. Su venta responde a una necesidad deportiva y a un superávit de delanteros y, a su vez, a la necesidad de hacer caja con un jugador que tendrá, de quedarse, un papel testimonial. 

Llegó por 41 millones de euros y ese es, como mínimo, el precio de salida que le pone el club catalán. Aun así, se espera que se puedan dar beneficios en un traspaso que alcance los 50 millones. Lo que está claro es que no se perderá dinero con un jugador que era un proyecto de futuro y que se verá frustrado por la llegada de estrellas consagradas. La cesión con opción a compra obligatoria es otra de las opciones que también valora la entidad azulgrana. 

Valverde le condena de nuevo y Malcom debe elegir para que su futuro inmediato y el que se le viene con la seleçao tampoco se queden a medio camino.

 

 

Hoy destacamos