Universo Blaugrana

Una foto de Neymar Jr. durante un partido con el PSG / EFE

Una foto de Neymar Jr. durante un partido con el PSG / EFE

Neymar aprueba el cambio de cromos que acaba con Mbappé en el Barça

El brasileño desea regresar a la capital catalana, pero ante la imposibilidad de la operación habría otro escenario que le beneficiaría

Claudia Granja @c_granjafranch

06.06.2019 13:50h

2 min

Neymar Jr. quiere salir de París. No le importa cómo, solo cuándo. Desde que llegó a la capital francesa y semanas después de decidirse por el proyecto del Paris Saint-Germain, el delantero se arrepintió. Este verano se cumplirán dos años de su salida del Camp Nou y su figura todavía sobrevuela el club catalán como si fuera ayer. 

Eso sí, si hace dos semanas había un escenario esperanzador, ahora es otro muy distinto. La acusación de violación a una joven brasileña ha afectado a su imagen de forma notable. Tanto Nike como el FC Barcelona se han alejado del jugador, que para más infortunio, cayó lesionado ante Catar en un amistoso antes de disputar la Copa América. Y con ese escenario, no parece que ni el contacto directo con el vestuario azulgrana, ni sus amistades más cercanas puedan sacarle de París con destino a la capital catalana.

Sus mejores recuerdos deportivos permanecen en feudo azulgrana y tiene claro que en la Ligue 1 nunca podrá pasar a la historia. Su deseo es regresar a la Liga, donde el Real Madrid también espera conocer las intenciones de Nasser Al-Khelaïfi, pero regresar junto a Messi es su objetivo principal

Tampoco acompaña su precio ni la situación económica del club azulgrana, pero Neymar apuesta porque la revolución del conjunto catalán acabe beneficiando al PSG para, paralelamente, su propio beneficio.

Las salidas azulgranas

Ney es consciente, y de primera mano, que en las oficinas del Camp Nou se estudian las posibilidades de mercado que ofrecen los jugadores que pagarán los platos rotos como Coutinho o Rakitic. Sin embargo, también es consciente de que su salida, al menos este verano, se antoja más que difícil. De verse obligado a seguir en el Parque de los Príncipes, los refuerzos podrían llegar desde el Camp Nou para dar salida a su principal aliado --y competidor directo también-- en la ofensiva francesa: Kyllian Mbappé.

El extremo francés también cree que su periplo en París ha llegado a su fin y mientras lanza guiños a los grandes de Europa, entre ellos el Real Madrid, el Barça podría pujar también por el jugador. Un intercambio de cromos que incluiría a Coutinho, Rakitic y/o Dembelé para abaratar su fichaje. Tres jugadores que gustan en Francia, y por los que el jeque árabe saldría ganando. 

Una foto de Coutinho entrando al partido ante la Real Sociedad por Dembelé / EFE

Una foto de Coutinho entrando al partido ante la Real Sociedad por Dembelé / EFE

Al-Khelaifi sabe que a Mbappé le queda poco en la capital, su padre le quiere fuera. Quizás consigue retenerlo un año más, pero con el extremo pensando en otros objetivos no se olvida de los cracks azulgranas a los que tentó el verano pasado pese a las tensas relaciones entre ambas instituciones. Por Rakitic estuvo dispuesto a pagar 100 millones de euros el verano pasado, Coutinho gusta y Dembelé sería el recambio perfecto para el actual 7 parisino. Tres posibles refuerzos de garantías que darían un salto de calidad en la medular francesa. Coutinho, por su parte, sería una baza importante a jugar para contentar al delantero. Acercaría a uno de sus amigos más cercanos de la seleçao.

Ninguno de los tres --Rakitic, Coutinho y Dembelé-- son instransferibles y pese a que el Barça no se despojaría de todos ellos, dos más una suculenta cantidad económica podrían hacer cambiar de opinión al presidente de la entidad francesa. Si Ney no puede acabar en el Camp Nou, prefiere que sus amigos acaben en París y Mbappé deje de hacerle sombra. Una hipótesis remota, pero nada es imposible. 

 

Hoy destacamos