Universo Blaugrana

Neymar y Nasser Al-Khelaïfi en la presentación del brasileño / EFE

Neymar y Nasser Al-Khelaïfi en la presentación del brasileño / EFE

Neymar desencadena la última jugarreta del PSG contra el Barça

La venganza parisina por el interés de los azulgranas en el brasileño no ha tardado en llegar

24.07.2019 00:37h

2 min

El futuro de Neymar Jr es uno de los temas del verano. El brasileño quiere salir del París Saint-Germain dos años después de su llegada y, según apuntan todas las informaciones, desea volver al FC Barcelona, club del que se marchó por la puerta de atrás. La entidad azulgrana, pese al plantón de hace dos veranos, no vería con malos ojos su regreso.

El brasileño ha hecho una serie de gestos para tratar de salir del PSG. Se ausentó de los entrenamientos durante una semana sin permiso previo del club, y días después confesó que el mejor momento de su carrera había sido el 6-1 que le endosó el Barça a su actual club en los octavos de final de la Champions League del año 2017.

De momento, sus acciones no han tenido el efecto que él esperaba. El FC Barcelona no se ha movido y él sigue en París. De hecho, este martes se desplazó hasta China con el resto de sus compañeros para la gira asiática que los franceses realizarán hasta el 4 de agosto. El día 3 deberán enfrentarse al Rennes en un encuentro correspondiente a la Supercopa de Francia.

Venganza

De hecho, sus gestos y guiños, más que facilitar su salida del París Saint-Germain, han perjudicado al FC BarcelonaNasser Al-Khelaifi repitió la técnica que utilizó en el verano de 2017. Por aquel entonces, los azulgranas perseguían el traspaso de Verratti y no solo no ficharon al italiano, sino que acabaron el mercado sin Neymar.

Dos años después, la historia se vuelve a repetir. Mientras el club catalán se ha interesado por el regreso del brasileño, el PSG se ha llevado a una de las grandes perlas de La MasiaXavi Simons. El holandés, de 16 años, se hubiera convertido en uno de los tres jugadores mejor pagados de la cantera de haber renovado, pero prefirió cambiar de aires y fichar por la entidad parisina, con la que firmó un contrato profesional hasta 2022. 

El centrocampista se despidió del barcelonismo con una emotiva carta: "He sentido el apoyo y el cariño de miles de aficionados que me animaban y motivaban a seguir mejorando. Ahora me toca empezar una nueva y emocionante aventura fuera de Barcelona, pero este club siempre tendrá un sitio en mi corazón".

Cuentas pendientes

Con el fichaje del canterano, Al-Khelaifi se cobró una venganza que, si bien ha sido desencadenada por Neymar, ya venía cocinando desde hacía tiempo. Al catarí, por ejemplo, no le hizo ninguna gracia que el FC Barcelona tratara de fichar a Adrien Rabiot aprovechando que finalizaba su contrato con el PSG.

Adrien Rabiot jugando con el PSG esta temporada / EFE

Adrien Rabiot jugando con el PSG esta temporada / EFE

El francés no acabó llegando al Camp Nou porque los azulgranas se decantaron por el fichaje de Frenkie de Jong. El club catalán se lo arrebató a la entidad gala en el último momento. El último episodio de la guerra había sido, hasta ahora, el fichaje de Louie Barry por el Juvenil A del Barça, pues el talento inglés también era un objetivo de los parisinos.

Con Xavi Simons el presidente del club francés emuló la venganza de 2017. El FC Barcelona iba a por un jugador y no solo no está dispuesto a venderlo, sino que además le arrebata a otro futbolista al equipo catalán. Con esta tensión, parece complicado que Neymar acabe vistiendo de azulgrana.

 
Hoy destacamos