Universo Blaugrana

Una foto de Neymar Jr. durante un partido con el PSG / Instagram

Una foto de Neymar Jr. durante un partido con el PSG / Instagram

Neymar se queda...en París (con terribles consecuencias)

El brasileño cierra la puerta a su salida y agudiza las diferencias en el barcelonismo y en un vestuario que queda muy tocado

Claudia Granja @c_granjafranch

01.09.2019 19:05h

2 min

Neymar Jr. está a menos de 24 horas de cerrar otro de sus habituales culebrones de verano, desde que abandonó el Barça, aunque este haya sido el más intenso y real de todos. El brasileño, si no se da un giro inesperado en los acontecimientos, se quedará en París otra temporada más, a la espera del próximo mercado de verano. Una estancia que alargará obligado, pero que deja muchas fracturas internas en ambos lados. 

Mientras en el club francés ni dirigentes ni afición le quieren, la grieta que interesa en el barcelonismo es la que se puede vivir en el Camp Nou. Según L'Equipe, el brasileño comunicó este sábado a la entidad parisina que se quedaba. Las negociaciones entre ambos clubs no han llegado a buen puerto y ni tan solo su ofrecimiento para poner 20 millones de euros de su bolsillo ha convencido a los dirigentes parisinosNeymar asume que deberá reconducir su delicada situación en París y que por ahora esa es su única posibilidad real.

Parece que el último capítulo está escrito, en el que él es protagonista, pero ahora queda por ver cómo asumirá el vestuario azulgrana la realidad, especialmente esos jugadores que estuvieron incluidos en la operación y que, a priori, se quedarán en el Camp Nou. 

¿Con qué crédito?

Todos conocen el mercado, las necesidades de los clubs y un mundo que se ha convertido en una lucha de titanes, en la que muchos jugadores son unos mercenarios y los clubs más de lo mismo. Pero lejos de todo ello y a la espera de otras negociaciones paralelas, la factura que deja el caso Neymar en la capital catalana es preocupante.

Una foto de Neymar Jr. durante un partido con el PSG / EFE

Una foto de Neymar Jr. durante un partido con el PSG / EFE

En primer lugar el club queda muy tocado. En Francia y en el PSG se ríen de la mermada capacidad económica del club catalán para afrontar una operación que han priorizado. El crédito de la directiva queda por los suelos, tanto en Europa como de cara al vestuario. Será allí donde pueden convertirse en realidad los peores males del conjunto catalán. 

Jugadores divididos

Una vez se cierre el mercado se acabará con la especulación, pero jugadores como Messi o Suárez apostaron por su llegada pese a que otros compañeros eran las víctimas directas del capricho del brasileño. La bomba Neymar deja un vestuario con cenizas por apagar, y que apunta a los despachos del club.

¿Con qué crédito mira y habla ahora Valverde a Rakitic? Uno de sus jugadores predilectos que ha visto a su técnico obligado a sentarle para traer a Neymar y ceder ante las pretensiones de la directiva. ¿Con qué convencimiento habla el croata con la junta cuando estaban dispuestos a ofrecerle como moneda de cambio? ¿Cómo de valorado se siente? El caso del croata, que todavía está sin resolver dado el interés de la Juventus, es el más preocupante, pero no el único. 

Una foto Ivan Rakitic durante un entrenamiento del Barça / EFE

Una foto Ivan Rakitic durante un entrenamiento del Barça / EFE

Todibo, que poco ha hecho y poco le han dejado, también estaba dentro de la operación. Dembelé es quien ha frustrado el fichaje, aunque su cesión se antojaba más como un castigo que como una oportunidad de mercado.

En la afición la división se mantiene igual. Una parte desaprueba que la directiva no haya hecho el esfuerzo necesario para traer del vuelta al brasileño, mientras otros no perdonan que se haya jugado con futbolistas importantes de la plantilla para fichar a un jugador que hace apenas dos veranos dejó en evidencia al club. El terremoto Neymar deja grietas difíciles de subsanar que solo aclarará el tiempo. 

 
Hoy destacamos