Universo Blaugrana

Intervención de Oblak ante Luis Suárez | EFE

Intervención de Oblak ante Luis Suárez | EFE

Oblak frena al Barça en su mejor partido

El guardameta colchonero fue un auténtico dolor de cabeza para los atacantes azulgranas

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

10.01.2020 19:36h

2 min

Uno de los grandes protagonistas de la derrota del Barça en la semifinal de la Supercopa de España fue sin duda el portero del Atlético de Madrid Jan Oblak. El cancerbero lleva años demostrando ser uno de los grandes porteros del mundo, y ante los culés se mostró determinante. 

Oblak, en una intervención ante el Barça | EFE

Oblak, en una intervención ante el Barça | EFE

El esloveno se fue hasta las ocho intervenciones, con tres de especial mérito que acabaron de destrozar a un Barça que hizo uno de los mejores encuentros de la temporada en ataque, pero que pagó demasiado caro la desconexión y la fragilidad defensiva de los últimos minutos. 

La muralla Oblak

No es descabellado decir que los primeros 80 minutos de los culés ante los rojiblancos fueron especialmente buenos. Los hombres de Ernesto Valverde, que cada vez está más discutido, dominaron la posesión del balón y jugaron con intensidad. Con el paso de los minutos, empezaron a encerrar el equipo del Cholo Simeone en su propio campo, y a tener las primeras ocasiones

Messi volvió a ser el mejor del equipo azulgrana. Pero no del partido. Ese privilegio estaba reservado para Oblak. El guardameta, pese a recibir dos goles, tuvo una actuación destacada y salvó a los colchoneros con grandes paradas. Aunque el partido no empezó bien para él, ya que tuvo que ser atendido en los primeros instantes del encuentro por un golpe de Luis Suárez, esas molestias no le impideron convertirse en una auténtica muralla. 

Griezmann intentando superar a Oblak en la Supercopa / EFE

Griezmann intentando superar a Oblak en la Supercopa / EFE

Su memorable actuación empezó ya en el minuto 22 al lucirse precisamente contra el capitán del Barça y sacar una pierna providencial. Sin embargo, donde realmente fue decisivo fue en la segunda mitad. Él solo fue capaz de detener el vendaval culé, que tras el tanto del empate protagonizó unos minutos de mucho nivel y con ataques constantes contra la portería atlética.

No obstante, allí estaba Oblak, que dio alas a sus compañeros y fue pieza clave para que los colchoneros acabasen remontando el partido. Porque hay veces que un portero es más decisivo que un nueve. 

El arbitraje tampoco ayudó

Por otra parte, Oblak no fue el único que consiguió sacar de sus casillas a los jugadores del Barça. También lo hizo el arbitraje. González González y el VAR se convirtieron en grandes protagonistas del partido con una actuación más que mejorable. 

El videoarbitraje apareció hasta en dos ocasiones para anular dos tantos más que polémicos a los atacantes azulgranas. Primero a Messi, al considerar que se llevó el balón con la mano; y posteriormente, a Gerard Piqué, tras un fuera de juego previo milimétrico de Arturo Vidal. 

González González mostrándole amarilla a Piqué / EFE

González González mostrándole amarilla a Piqué / EFE

Además, el propio colegiado se mostró muy permisivo con el juego brusco de los colchoneros, y acabó de sacar totalmente del encuentro a un Barça que mereció más, pero que acabó pagando muy caro sus errores. 

 
Hoy destacamos