Universo Blaugrana

Una foto de Ernesto Valverde durante una rueda de prensa / EFE

Una foto de Ernesto Valverde durante una rueda de prensa / EFE

El once del Barça-Levante para ganar la Liga genera muchas dudas

El técnico extremeño anunció rotaciones sin excesivas sorpresas pese a recibir al Liverpool cuatro días después

Claudia Granja | Víctor Malo

26.04.2019 17:52h

3 min

Ernesto Valverde tiene el calendario más que estudiado, pero ni los nueve puntos que tiene respecto al Atlético de Madrid en Liga, son suficiente coartada para poner en jaque la conquista de la Liga este sábado ante el Levante. 

El Barça recibe en el Camp Nou a los granotas con la posibilidad de cantar el alirón a falta de tres jornadas para el final del campeonato --si no pierde antes el Atlético contra el Valladolid con lo que saltaría al césped campeón-- pero sin olvidar su cita ante el Liverpool el miércoles. Dos partidos de vital importancia con cuatro días de descanso que para el barcelonismo invitan a rotaciones casi obligadas.

Cuestionado por ello, Valverde disipó, en parte, las dudas. No se repetirá un once como el de Huesca y tampoco se asemejará al del Alavés: "Está claro que es posible que haya algún cambio, pero tenemos cuatro días hasta el partido del Liverpool. También sé que ganar mañana es algo muy poderoso de cara al partido del miércoles, mucho más que el cansancio que podamos acusar". 

¿Un once de gala?

El técnico azulgrana considera vital la consecución de la Liga este sábado. En un escenario ideal, con su afición y con una eliminatoria de Champions a la vuelta de la esquina a la que podrían llegar como campeones para encarar con garantías la vuelta en Anfield en caso de cosechar un mal resultado en el Camp Nou. 

Ernesto Valverde hablando con Leo Messi en un partido en el Camp Nou / EFE

Ernesto Valverde hablando con Leo Messi en un partido en el Camp Nou / EFE

Valverde volvió a mostrar su lado más cauto. El que le caracteriza habitualmente y que le llevó a lanzar una advertencia: no arriesgará ante un equipo al que la culerada tiene muchas ganas por el caso Chumi --pese a que él declaró que no es una motivación extra para el vestuario-- y que sabe perfectamente a lo que juega. 

Las necesidades de los granotas

Tampoco acompaña la situación del Levante, que inició la temporada como un tiro pero que "se ha metido en un problema por una mala racha". Un problema que se llama descenso y que, pese a estar en décimoquinta posición, solo le separan tres puntos. Habrá descansos, pero no para todos. 

Suárez y Messi son los, aparentemente, llamados a salir desde el banquillo, pero Valverde ya sentó al argentino en Vitoria junto a Jordi Alba. Rakitic ni siquiera viajó. Valverde pretende que la Liga sirva como motivación para el miércoles y tampoco quiere a los pesos pesados inactivos antes de medirse a los reds. El técnico azulgrana lo tiene claro. Saldrá con un once casi de gala para rematar el título --ante la presencia de Rubiales y la Copa--, celebrarla cuanto antes y poder centrarse en Champions lo que queda de temporada. Una apuesta arriesgada en caso de ecatombe europea el miércoles, pero necesaria para intentar despejar las mentes.

Gerard Piqué en una acción con el FC Barcelona / EFE

Gerard Piqué en una acción con el FC Barcelona / EFE

El Txingurri también reconoció en rueda de prensa que "es el partido que todos quieren jugar" y es sabido que en el vestuario del Barça la voluntad de algunos jugadores pesa mucho. Por eso no será extraño ver de nuevo a Gerard Piqué en el once, siendo Umtiti o Lenglet --este último ya descansó en Vitoria-- los señalados. Busquets, menos ansioso, sí que apunta al banquillo para dejar su plaza a Rakitic

Las dudas, en la delantera 

Ter Stegen estará bajo palos y seguramente lo hará con la defensa de gala por delante --Roberto, Piqué, Lenglet y Jordi Alba--, Rakitic, Arthur y Arturo Vidal, aunque no habría que descartar una sorpresa con Carles Aleñá, el mejor en Vitoria.

La delantera genera más dudas todavía y el único que parece fijo es Dembelé. A partir de ahí, está por ver si descansan Messi, Luis Suárez o Coutinho. El astro argentino ya descansó en Mendizorroza y apunta a salir de inicio, pero los otros dos llevan una buena carga de partidos encima. Tanto es así que ni siquiera es del todo descabellado pensar en Malcom o en un 4-4-2 con Aleñá.

 

Hoy destacamos