Universo Blaugrana

Una foto de Rafinha durante el partido ante el Athletic Club / FCB

Una foto de Rafinha durante el partido ante el Athletic Club / FCB

La oportunidad que Rafinha necesitaba

El canterano vuelve a ser una de las principales bazas de Ernesto Valverde para sobreponerse a las bajas en la delantera

Claudia Granja @c_granjafranch

20.08.2019 15:52h

2 min

Rafinha Alcántara volverá a ser el hombre elegido. O al menos debería serlo. El canterano azulgrana vuelve a escena, y en primer plano, tras confirmarse las distintas bajas --y preocupantes-- en la línea ofensiva azulgrana. La Liga no ha empezado con buen pie para el Barça, pero el brasileño fue una de las mejores noticias. 

Fue el mejor en San Mamés y volvió a deslumbrar a la afición como la temporada pasada antes de que se lesionara ante el Atlético de Madrid. La baja de Messi, que espera estar frente al Betis, y las ya confirmadas para la segunda jornada de Liga de Suárez y Dembelé, colocan al canterano en una posición privilegiada para volver a reivindicarse tras haber estado en el dique seco la temporada pasada. 

Un canterano ejemplar, que tuvo que buscar mejor fortuna en otros escudos, pero que siempre ha priorizado la opción Barça por encima de todas. Su futuro no está cerrado, a falta de doce días de mercado, pero tras su partido frente al Athletic Club y la reciente lesión del extremo francés, el Barça estudia con mayor detenimiento la venta de un jugador que ha estado en la rampa de salida todo el verano. 

Una foto de Rafinha durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Rafinha durante un entrenamiento del Barça / FCB

Fue el primer cambio al que acudió Valverde cuando se lesionó Suárez y respondió. Su versatilidad es uno de los factores que más valora el Txingurri, así como su disponibilidad pese a ser uno de los condenados al banquillo cuando el once de gala está disponible. 

Una nueva oportunidad

A priori, Rafinha volverá al once titular este domingo ante el Betis dadas las sonadas ausencias que tiene el equipo en la línea ofensiva. Una oportunidad de oro para volver a reivindicarse y mantener el nivel mostrado ante los vascos. Una participación vital en todos los sentidos. El primero y más importante a nivel personal. Continuar sintiéndose futbolista, recuperar sensaciones y convencer a Ernesto Valverde de que merece un lugar en esta plantilla plagada de estrellas.

Por otro lado, existe otra vía que el futbolista ignora, pero que es una relidad. La posibilidad de que el brasileño se revalorice en el mercado. Las negociaciones con el Valencia han sido continuas todo el verano, pero ambas entidades no han logrado llegar a un acuerdo y parece que no se va a producir ante la necesidad del Barça de cambiar su flanco de ataque. Rafinha formará dupla con Griezmann y otro canterano si Messi no se recupera. 

Una oportunidad para mostrar sus galones, su fútbol y que se presenta en el mejor momento. Sin tres de los cuatro fantásticos disponibles y bajo el runrún que persigue a la figura de Dembelé. Nueva lesión y nuevo episodio polémico tras lesionarse en San Mamés que se suma a un sinfín de desencuentros con el club al que se debe.

Escenario similar

Sin que el final sea el mismo, Rafinha ya conoce un escenario como éste. Fue el elegido por Valverde cuando la temporada pasada Messi se lesionó del codo ante el Sevilla. Respondió con creces y junto al trabajo colectivo hicieron olvidar la ausencia del capitán. 

Ahora, el escenario es muy parecido. El canterano podrá heredar --al menos temporalmente-- una de las bandas para convener al Barça de su potencial. El Betis le espera en su primera cita.

 

Hoy destacamos