Universo Blaugrana

Shaqiri y Origi celebrando el cuarto gol / EFE

Shaqiri y Origi celebrando el cuarto gol / EFE

Origi y Wijnaldum, los verdugos casi anónimos del Barça

Dos protagonistas inesperados fueron quienes dejaron a los culés fuera de la Champions League

Oriol Quintana @urikingkat

09.05.2019 09:57h

2 min

El Barça cayó en Anfield debido a una exhibición de los red. Los ingleses salieron con todo desde el primer minuto y el plan les salió a la perfección sin sus dos cracks: Firmino y Salah. En el minuto 7, Divock Origi ponía el 1-0 en el marcador con un balón muerto tras un rechace de Ter Stegen a disparo de Henderson. El belga, que sustituía a Firmino en la punta de ataque se encontraba con el premio en los primeros instantes. 

Jurgen Klopp consiguió mantener a todo el equipo enchufado para conseguir la gesta. El delantero sorprendió a todos los blaugranas -jugadores y aficionados- con un gol de listillo en el 79 que significaba el cuarto tanto de la noche. Un jugador claramente suplente se convertía en el verdugo del Barça. 

Trayectoria de altos y bajos 

El belga de 24 años ha tenido una carrera vinculada a dos clubes: el Lille OSC, su club de formación, y el Liverpool, quien lo ficha en 2015-2016. Sus inicios se dieron en tierras francesas aunque es belga de nacionalidad, donde ha pasado por todas las categorías inferiores. En el 2013-2014, con 19 años, se consolidó en el primer equipo de los dogues. Marcó nueve goles que le abrieron las puertas de Anfield. El club inglés pagaba 12 millones de euros

Divock Origi celebrando el cuarto gol al Barça / EFE

Divock Origi celebrando el cuarto gol al Barça / EFE

En Liverpool se quedó dos años antes de salir salido al Wolfsburg, equipo alemán que pagaba seis millones por su cesión. Jurgen Klopp decidió quedárselo este curso como suplente de los tres de arriba: Salah, Firmino y Mané. Aunque caiga en banda siempre ha sido un delantero puro, habilidoso y con el gol entre ceja y ceja.  

Este martes vimos de lo que es capaz, no le inquieta jugar de espaldas a portería ni salir de su zona de confort. En numerosas ocasiones se intercambió la posición con Sadio Mané para que el senegalés buscara las espaldas de Lenglet y Piqué, un movimiento que se ve a menudo con el belga como referencia. 

Wijnaldum, la mejor noche de su vida 

Si Origi es uno de los jugadores que brillaron con sus goles, Wijnaldum no fue menos. Su aportación fue clave para entender el resultado. Salió en el descanso por Robertson y el tiempo le dio la razón al entrenador alemán. En el minuto 54 remataba un centro de Arnold y dos minutos más tarde superaba por arriba -1,75 metros solamente- a Piqué y a Lenglet. 

Wijnaldum y Arnold celebrando el segundo gol / EFE

Wijnaldum y Arnold celebrando el segundo gol / EFE

El holandés de 28 años se ha adaptado de maravilla al fútbol inglés. Es un jugador de toque pero, a la vez, nunca renuncia al desgaste y al sacrifico, siempre atado a los equipos Klopp. Llegó a Inglaterra gracias al Newcastle United en la 2011-2012. Las urracas pagaban 20 millones al PSV Eindhoven después de varios años maravillando a Holanda. Un curso le bastó al Liverpool para abonar 27 kilos

En el Camp Nou ya fue clave para los reds ejerciendo de falso nueve. El centrocampista holandés tiene la plena confianza del entrenador de Anfield y es pieza clave en sus esquemas como interior. La Champions deja siempre protagonistas inesperados, el curso pasado fue Manolas y en este, destacan Origi y Wijnaldum, los nuevos verdugos del Barça de Valverde.

 

Hoy destacamos