Universo Blaugrana

Ronald Koeman en la banda durante el Deportivo Alavés-Barça / FC Barcelona

Ronald Koeman en la banda durante el Deportivo Alavés-Barça / FC Barcelona

El otro error de Koeman contra el Alavés

Los azulgranas lucharon hasta el último momento para lograr la remontada, pero naufragaron

Oriol Quintana @urikingkat

02.11.2020 10:16h Actualizado: 02.11.2020 10:20 h.

2 min

El FC Barcelona se dejó la piel este sábado en Mendizorrotza para intentar la remontada frente al Deportivo Alavés, pero no pudo ser. Pese al asedio de la segunda parte, no pudieron pasar del empate. Ronald Koeman puso toda la pólvora sobre el césped, pero solamente se vio portaría una vez.

Una de las decisiones más controvertidas fue prescindir de Ansu Fati en el minuto 78. Era uno de los jugadores que más peligro estaban generando y esta temporada está en un gran momento. En su lugar entró Martin Braithwaite, que poco pudo sumar y contribuyó al embudo en el centro del ataque.

El otro error

Más allá de esta polémica decisión, también sorprendió otra sustitución. En el descanso se quedó en el vestuario Clément Lenglet junto a Sergio Busquets y Ousmane Dembelé. El entrenador holandés quería más velocidad y dinamismo en el equipo y puso como pareja de Gerard Piqué a Frenkie de Jong.

También dio entrada a Miralem Pjanic como enlace en solitario de la defensa y de la delantera, que contaba con la ayuda en los interiores de Pedri González y de Leo Messi. ¿A qué se debe ese cambio? Koeman quiso cubrirse en defensa y potenciar el ataque a la vez. El central francés tenía amarilla y estaba sufriendo con la velocidad de Deyverson y compañía.

Lenglet y Busquets en el partido del Barça contra el Alavés / FC Barcelona

Lenglet y Busquets en el partido del Barça contra el Alavés / FC Barcelona

Con De Jong, la salida de balón era más nítida. Más aún tras la expulsión de Jota en el minuto 62. Podía cruzar la línea de medios sin apenas oposición y conectar con las posiciones más avanzadas. En cuanto a defensa, no sufrió demasiado pues cuenta con una punta de velocidad superior a la de Lenglet. Además, el juego se decantaba hacia la portería de Pacheco.

Donde sí que perdió el Barça fue en las acciones de balón parado. El francés es una activo muy poderoso por alto y en la segunda mitad contra el Alavés se lanzaron hasta 12 saques de esquina. Como gran referencia solamente había Gerard Piqué, siempre atento a la portería rival. El curso pasado, el ex del Sevilla marcó hasta cuatro tantos.

Los culés perdieron así la posibilidad de hacer daño a balón parado. Sobre el césped había jugadores de mucha calidad, de buen toque, pero de poco remate por alto: Messi, Trincao, Pedri, Pjanic o Griezmann. Solamente el central catalán y Braithwaite eran las amenazas por alto ante un equipo muy acostumbrado a defender esas acciones.

De Jong, cuarto central

Mientras el club sigue trabajando en la llegada de un central de rendimiento inmediato con el que Koeman pueda confiar, se está asentando como opción real Frenkie de Jong. El holandés ya jugó en el eje de la defensa contra la Juventus de Turín tras la lesión de Ronald Araújo y este sábado lo hizo sustituyendo a Lenglet.

Piqué recrimina una acción a De Jong ante el Alavés | EFE

Piqué recrimina una acción a De Jong ante el Alavés | EFE

Queda por ver qué papel tendrá Samuel Umtiti cuando esté totalmente recuperado. Sin contar con el ex del Olympique de Lyon, solamente se tiene en plantilla tres centrales. Ahora sin el uruguayo por lesión, el holandés se coloca como la opción de más confianza para tapar cualquier vacío de urgencia.

 
Hoy destacamos