Universo Blaugrana

Joan Laporta y Mateu Alemany / REDES

Joan Laporta y Mateu Alemany / REDES

Las ‘patatas calientes’ de Mateu Alemany para el mercado de verano

El director de fútbol del Barça tendrá que tomar muchas decisiones complicadas en los próximos meses

Lluís Regàs @LluisRegas

12.04.2022 18:00h Actualizado: 12.04.2022 23:56 h.

3 min

El FCBarcelona tendrá que tomar decisiones drásticas en verano. Impopulares. Complicadas. Obligado a rebajar su masa salarial, Mateu Alemany, director de fútbol, tendrá que gestionar muchas salidas, sobre todo la de futbolistas que tienen salarios muy altos o que apenas entran en los planes de futuro de Xavi Hernández.

 

El club que preside Joan Laporta ha recortado en 159 millones de euros su masa salarial en la actual temporada. En verano, habrá muchos casos calientes. Otros pintan mejor. La cesión de Coutinho al Aston Villa está siendo muy positiva para el futbolista brasileño y en el Barça confían que los ingleses ejecuten su opción de compra. El problema es que el Aston Villa no está dispuesto a pagar 40 millones de euros. El acuerdo podría cifrarse en 20-25 millones.

Pjanic y Sergi Roberto

El Barça también necesita una solución para Pjanic, un futbolista que cobra 11 millones de euros por temporada. Ni Koeman, primero, ni Xavi, ahora, quieren al bosnio en la plantilla. No será fácil recolocar a un futbolista de 32 años con un salario tan elevado.

La rabia de Coutinho, durante la celebración de su último gol en la Premier League Aston Villa

La rabia de Coutinho, durante la celebración de su último gol en la Premier League Aston Villa

El caso más sencillo, aparentemente, es el de Sergi Roberto. El futbolista cobra nueve millones de euros y acaba contrato en junio. Esta semana o a principios de la próxima, Alemany podría reunirse con Josep Maria Orobitg. Todo parece indicar que Sergi Roberto no seguirá en el Barça.

Umtiti, Neto y Lenglet

Mucho más enquistado es el caso de Umtiti, quien en enero difirió su contrato hasta 2026. Ahora, el club debe abonar seis millones de euros por el central francés, eternamente lesionado. En invierno estuvo a punto de ir cedido al Arsenal, pero una lesión paralizó una operación muy deseada en el Camp Nou.

Lenglet, en el partido de la Champions de esta temporada contra el Dinamo Kiev, ha sido el defensa más caro desde 2015 / EFE

Lenglet, en el partido de la Champions de esta temporada contra el Dinamo Kiev, ha sido el defensa más caro desde 2015 / EFE

El Barça también busca una salida para Neto y Lenglet, que cobran entre cinco y siete millones de euros. Xavi, no obstante, siempre se ha mostrado partidario de tener dos grandes porteros en su plantilla y nunca se la ha querido jugar con Iñaki Peña, cedido al Galatasaray.

Adama y Trincao

Más bajos son los contratos de Braithwaite y Luuk de Jong. El danés, no obstante, insiste en que quiere quedarse en el Barça, mientras que el neerlandés regresará al Sevilla. Llegó en el pasado mercado de verano en calidad de cedido por una temporada.

Luuk de Jong celebra su gol en Granada

Luuk de Jong celebra su gol en Granada

En verano, el Barça deberá tomar una decisión respecto a Dani Alves, que se comprometió hasta final de temporada, y su rendimiento ha ido de más a menos. También parece complicado el fichaje de Adama si el Wolverhampton no acepta un trueque con Trincao. Los ingleses no están por la labor de fichar al portugués, por quien se ha interesado el Sporting de Portugal.

Riqui Puig y Memphis

Otro futbolista sentenciado es Riqui Puig, la eterna promesa del Barça. El centrocampista de Matadepera podría entrar en un cambio de cromos con Javi Galán, del Celta. Igual que Sergiño Dest, que podría ser traspasado al Bayern de Múnich en una operación que podría acabar con Lewandowski en el Camp Nou. Tampoco seguirá Mingueza, un central al que Koeman le dio carrete pero que no convence a Xavi.

Memphis Depay, celebrando el gol contra el Elche tras un penalti brutal

Memphis Depay, celebrando el gol contra el Elche tras un penalti brutal

Un último caso sonado es el de Memphis Depay. El delantero neerlandés fue el fichaje estrella del pasado verano. Llegó con la carta de libertad y fichó por dos temporadas. Su ficha es elevada y en verano podría ser traspasado a otro equipo si no mejora su status en el Barça. Con Xavi juega menos que con Koeman. El actual técnico le recrimina que retiene mucho el balón y él podría ser otra baja sensible de un Barça que necesita recortar su masa salarial.

 
Hoy destacamos