Universo Blaugrana

Dembelé celebra su gol al Athletic, el segundo del Barça / EFE

Dembelé celebra su gol al Athletic, el segundo del Barça / EFE

Pedri maravilla y Dembelé fulmina al Athletic

El equipo azulgana, con goles del delantero francés, Aubameyang, Luuk y Memphis confirma su recuperación en la Liga

Lluís Regàs @LluisRegas

27.02.2022 22:52h Actualizado: 28.02.2022 02:58 h.

2 min

Febrero ha sido el mes del Barça. Con tres victorias y un empate, el equipo de Xavi Hernández se coloca a un punto del Betis, tercer clasificado, y todavía sueña con una gesta imposible en la Liga. Aubameyang, un delantero que las enchufa casi todas, Dembelé, criticado y admirado a partes iguales, Luuk de Jong y Memphis perforaron el muro de un Athletic sin garra ni ambición. Su apatía contrastó con la voracidad de un Barça sin complejos, sustentado por la magia de de Pedri Potter el día que Dembelé se redimió ante la afición barcelonista (4-0). En los cuatro últimos partidos de Liga, los barcelonistas han marcado 14 tantos.

Xavi prescindió de Frenkie de Jong en el equipo titular y apostó por Sergio Busquets, Gavi y Pedri en la medular. En defensa, suplió la baja de Alba, por sanción, con Dest, un futbolista que parece asimilar ya las exigencias tácticas del técnico de Terrassa. En ataque, Adama, Aubameyang y, sobre todo, Ferran Torres tienen más galones que Dembelé y Memphis Depay. En el Athletic, Marcelino reservó a Muniain y los hermanos Williams (Iñaki y Nico) en un partido muy táctico.

Gavi se precipita

Marcelino blindó al Athletic en defensa, con dos líneas de cuatro jugadores muy juntas que no dejaban maniobrar al Barça. Tocaba y tocaba el equipo azulgrana, pero no encontraba espacios y apenas inquietaba a Unai Simón. La primera clara ocasión de gol llegó tras una acción de mérito de Ferran Torres que desperdició un ansioso Gavi. El Athletic replicó con una acción individual de Villalibre que repelió Ter Stegen.

Ter Stegen observa una internada de Mikel Vesga
Ter Stegen observa una internada de Vesga / EFE

El Athletic trabó el partido y solo sufría con la clase de Pedri, un futbolista muy sutil que va para crack, y la perseverancia de Ferran, un jugador del que Xavi habla maravillas pero al que le cuesta un mundo marcar. El gol, una vez más, llegó en una jugada de estrategia en la que Piqué cabeceó al travesaño y Aubameyang, muy atento, se inventó un remate poco estético pero muy efectivo. De habilidoso oportunista. 

Aubameyang repite

Aubameyang, un delantero sin adn Barça que llegó como solución de emergencia tras fracasar con el fichaje de Morata, marcó por tercer partido consecutivo. El gabonés no es un futbolista exquisito, pero es muy listo en espacios cortos, una maravilla para un equipo con muchas carencias que no le marcaba un gol ni al arco iris hasta hace un mes.

Aubameyang celebra su gol al Athletic con una espectacular voltereta
Aubameyang celebra su gol con una espectacular voltereta / EFE

Marcelino dio entrada a Iñigo Martínez y Sancet por Yeray y Raúl García, tras el descanso. Al Athletic le faltó ambición y fútbol en el primer acto ante un Barça que supo madurar el partido. Dio un paso hacia adelante el equipo rojiblanco y el partido entró en otra dimensión, con el grupo azulgrana menos intenso en algunas fases tras el desgaste del pasado jueves en Nápoles.

Ferran se estrella ante Unai Simón

El Barça intentó defenderse con el balón, ralentizó el partido y minimizó las pérdidas de balón en zonas de alto riesgo. Con más opciones para combinar el juego en corto con largos desplazamientos, Ferran la tuvo para finiquitar el duelo, pero se estrelló de nuevo con Unai Simón.

A 25 minutos del final, Frenkie de Jong y Dembelé entraron por Gavi y Ferran Torres, mientras que Marcelino se la jugó con Nico Williams, una pesadilla para Jordi Alba en el partido de Copa. Mucho más letal fue Dembelé, que revolucionó el duelo y transformó los pitos en aplausos tras un gol de genio que sorprendió a Unai Simón. El francés calmó a un Barça cada vez más fiable que se coloca a un punto del Betis, tercer clasificado, que adornó la faena con los goles finales de Luuk y Memphis, en pleno festival de Dembouz. Dinámica ascendente. 

 
Hoy destacamos