Universo Blaugrana

Sergio Busquets, jugando contra el Granada / FC Barcelona

Sergio Busquets, jugando contra el Granada / FC Barcelona

Los peligrosos desajustes del medio campo del Barça

El equipo aún está adecuándose a los nuevos mecanismos que pide Quique Setién

Guillem Andrés

10.03.2020 11:30h Actualizado: 10.03.2020 11:39 h.

2 min

Quique Setién ya ha cumplido 50 días al banquillo azulgrana. El técnico cántabro introdujo rápidamente nuevas dinámicas en la salida de balón y la presión tras pérdida. El equipo ha tenido una mejoría, a pesar que la exigencia de los primeros partidos se ha ido diluyendo poco a poco. A todo esto, además, aún hay desconexiones en los mecanismos entre algunos futbolistas.

Busquets salta a la presión

Una de las instrucciones más claras que ha dado Setién desde su llegada ha sido la de presionar para recuperar el balón tras pérdida. De esta manera, se ha reducido mucho el tiempo que tarda el equipo en recuperar respecto a la etapa de Valverde. Sin embargo, el equipo aún no es del todo compacto y recae en varios errores.

Piqué y Busquets con Alexander Isak / EFE

En el último partido, se plasmó uno de los casos más claros de la falta de comunicación. En la salida de balón de la Real Sociedad, en alguna ocasión fue Busquets el que fue a presionar al portero o a los centrales. Esto provocó que, en las ocasiones que los vascos consiguieron salir con la pelota controlada, se encontraron con un hueco en el centro del campo que intentaron aprovechar con transiciones rápidas. En saltar el centrocampista, el equipo se partió en dos, en un hecho muy peligroso que puede causar grandes desajustes.

La falta de movimiento

El partido ante la Real Sociedad fue una clara demostración de la diferencia de intensidad y ganas de algunos futbolistas. Braithwaite debutó como titular con el Barça y, especialmente en la primera parte, fue el más incisivo en ataque. El delantero danés se ofreció al espacio, hecho que le permitió plantarse en más de una ocasión delante de Remiro. De esta forma, aún quedó más plasmada la pasividad de otros futbolistas.

Asimismo los principales señalados fueron Griezmann y Rakitic. El francés ha realizado algunos encuentros interesantes, pero no ha encontrado la regularidad que se esperaba del exjugador del Atlético de Madrid. A su vez, cabe destacar que ha sido titular en 19 de los últimos 20 partidos y que también puede estar desgastado físicamente. En el caso del croata, se ha ido afianzado en la titularidad pero está lejos del nivel que ofreció en temporadas pasadas.

Griezmann, en el partido en el Camp Nou contra el Real Madrid | EFE

Toda esta carencia de movimiento afecta directamente en la circulación de balón. Uno de los principales afectados, por lo tanto, está siendo Frankie De Jong. El holandés brilló de forma excelente en el Ajax, pero en el Camp Nou no ha acabado de estallar. A pesar de ser uno de los jugadores que está ofreciendo un mejor rendimiento, la falta de movilidad de sus compañeros le está lastrando en su juego.

 
Hoy destacamos