Universo Blaugrana

Los pesos pesados del Barça durante un entrenamiento del Barça / FCB

Los pesos pesados del Barça durante un entrenamiento del Barça / FCB

Los pesos pesados del Barça condenados a luchar por la titularidad el próximo curso

Los indiscutibles culés empezarán de cero la próxima temporada

Oriol Quintana @urikingkat

29.05.2019 00:13h Actualizado: 03.06.2019 11:51 h.

2 min

Todo apunta que Pep Segura será el primero que pague los platos rotos de un mal final de temporada pero no será el único. La junta directiva quiere afrontar el relevo generacional de la plantilla e incorporar jugadores jóvenes y de nivel que saquen el mejor rendimiento de los actuales.

Habrá muchas incorporaciones como algunas bajas sonadas. De momento, lo único confirmado es la llega de Frenkie de Jong que se incorporará a la disciplina blaugrana el próximo uno de julio procedente del Ajax de Ámsterdam. El centrocampista llega como una gran promesa y con el objetivo de ser un referente en los próximos años.

Una foto de Frenkie de Jong y Matthijs De Ligt durante un entrenamiento del Ajax / AJAX

Una foto de Frenkie de Jong y Matthijs De Ligt durante un entrenamiento del Ajax / AJAX

El joven de 22 años no será el único que llegue. Se espera también el fichaje de Matthijs de Ligt (19) así como el de un lateral zurdo. En la delantera hay deberes pendientes. Las últimas apuestas por un delantero suplente han sido un fracaso y si sale Coutinho y Malcom quedaría otra plaza vacante.

Les tocará ganarse el puesto

Con la llegada de jóvenes con talento los pesos pesados del vestuario tendrán que volver a sudar para ganarse el sitio en el once titular. Parece que este final de temporada ha dejado en evidencia a más de uno y el envejecimiento de la plantilla se empieza a notar. La columna vertebral del equipo se está haciendo mayor y se debe ir viendo un relevo generacional.

Piqué, Suárez y Jordi Alba en el entrenamiento previo a la jornada liguera contra el Athletic / FC BARCELONA

Piqué, Suárez y Jordi Alba en el entrenamiento previo a la jornada liguera contra el Athletic / FC BARCELONA

En defensa, hace muchas temporadas que dos de las cuatro posiciones tienen nombre y apellidos. Gerard Piqué (32) siempre ha sido un indiscutible desde que llegó en 2008 con Guardiola. Lo mismo pasó con Jordi Alba (30) tras su llegada del Valencia. Aunque han firmado un gran curso, nadie les asegura que sigan siendo titulares. Más cuando tendrán competencia.

El centro del campo llegó al límite de la fatiga tanto en Anfield como en Sevilla. Busquets (30) y Rakitic (32) lo han jugado absolutamente todo -más de 50 partidos-. La falta de confianza en los jóvenes ha provocado que los dos centrocampistas llegaran agotados en el tramo final de temporada. La próxima temporada tendrán una competencia feroz con Carles Aleñá, Frenkie de Jong y Arthur Melo.

Sergio Busquets y Rakitic disputan un balón con el futbolista del Valencia Carlos Soler / EFE

En la delantera también se tiene que empezar a buscar un sustituto de garantías a Luis Suárez (32). Ni Munir El Haddadi ni Kevin-Prince Boateng le han discutido la titularidad. Es más, no han disputado ni los minutos más intrascendentes. El uruguayo se ha mostrado en más de una vez lento y fatigado. No vería con malos ojos un sustituto que le diera descanso.

Como siempre, Leo Messi (31) come aparte. Aunque no ha podido cumplir el deseo de traer la “copa linda” al Camp Nou, su temporada es intachable. Ha sido un curso más indiscutible para el equipo y se ha asegurado otra Bota de Oro, la sexta de su carrera. Sus números le dan la razón: ha marcado 51 goles en 49 partidos, una auténtica locura.

Orgullo a parte

Cuando a los jugadores les preguntan sobre sus posibles relevos les dan la bienvenida a regañadientes. “De Jong no viene a mi puesto; está ocupado. En el Ajax y en Holanda juega en otra posición”, explicó Rakitic sobre la llegada de De Jong. Seguramente, la próxima temporada no se contará con Valverde y todos empezarán de cero. Tampoco está claro que el croata siga en el club.

Arturo Vidal en un entrenamiento con el FC Barcelona EFE

Arturo Vidal en un entrenamiento con el FC Barcelona EFE

El bloque importante del equipo tiene 30 años o más y la acumulación de partidos pasa factura sobre todo en el tramo final. La temporada pasada fue en Roma y este curso la debacle se firmó en Anfield. El equipo ganador de 2015 pide un relevo generacional y los que queden deberán ganarse los minutos en el verde.

 
Hoy destacamos