Universo Blaugrana

La alegría de Gerard Piqué tras marcar ante la Real Sociedad / FCB

La alegría de Gerard Piqué tras marcar ante la Real Sociedad / FCB

Piqué amenaza a Koeman tras el Barça-Real Sociedad

El central catalán persigue un récord histórico de su actual entrenador

Ángel Álvarez

15.08.2021 23:10h Actualizado: 15.08.2021 23:44 h.

2 min

El FC Barcelona ha iniciado su andar en la temporada 2021-22 con pie firme. Cuatro goles anotados ante la Real Sociedad, en un compromiso que mostraron aspectos positivos de cara al futuro. Uno de esos puntos notables fue el partido de Gerard Piqué, que anotó el primer gol de la victoria y fue importante con esos primeros pases para la gestación de las jugadas ofensivas.

Gerard Piqué celebrando su primer gol del triunfo del Barça / FCB

Gerard Piqué celebrando su primer gol del triunfo del Barça / FCB

Justamente ese gol del central azulgrana es una de las noticias más llamativas del triunfo de esta noche. Representa su tanto número 50, convirtiéndose en el segundo defensa que alcanza esa impresionante cifra. El primero fue su actual entrenador, Ronald Koeman, cuando vestía la camiseta del club en los años 90.

En aquella época, Koeman era de los mejores jugadores a balón parado. Su potente pegada le permitió ser uno de los futbolistas con mejores estadísticas. Disputó un total de 192 partidos y anotó 67 goles. Todavía tiene cierto margen de ventaja sobre Gerard Piqué, pero poco a poco empieza a ver como su ostentoso récord tiene una compañía amenazante.

La mejor temporada goleadora del segundo capitán del FC Barcelona fue en la 2014-15, cuando perforó las redes en siete ocasiones, en cada una de las competiciones disputadas. Ahora tendrá que hacer un esfuerzo aún más grande si quiere seguir escalando en esa tabla goleadora y ubicarse lo más cerca posible de ese liderato.

Ronald Koeman como jugador del Barça / FC BARCELONA

Ronald Koeman como jugador del Barça / FC BARCELONA

Palabras tras el triunfo

El defensa de la entidad culé también ha aprovechado la oportunidad de mandar un mensaje a sus compañeros de vestuario más importantes: Jordi Alba, Sergio Busquets y Sergi Roberto, el resto que conforma el grupo de capitanes. Siendo el primero en bajarse el sueldo, debe servir para que los demás sigan su ejemplo y cumplan con esos cambios contractuales.

“He nacido aquí y he vivido en Barcelona toda la vida. Años siendo jugador. El gesto es lo que tocaba, siempre he estado en contacto con los demás capitanes del equipo. Sé que darán el paso den breve. Un problema de timing ha supuesto que sea yo el primero. Los capitanes teníamos la intención de ajustarnos a lo que el club requería. Es la decisión tomada y estamos orgullosos de hacerlo. Seguimos con ganas de seguir ganando títulos”, detalló Piqué después de conquistar el primer triunfo de la temporada.

 
Hoy destacamos