Universo Blaugrana

El defensa del FC Barcelona de fútbol Gerard Piqué (c) y sus hijos durante el partido de la Liga ACB de baloncesto entre Barcelona Lassa y Real Madrid / EFE

El defensa del FC Barcelona de fútbol Gerard Piqué (c) y sus hijos durante el partido de la Liga ACB de baloncesto entre Barcelona Lassa y Real Madrid / EFE

Piqué apunta al banquillo contra el PSV

El central catalán lo ha jugado prácticamente todo en lo que va de temporada y necesita descansar

Yago González

28.11.2018 09:57h

2 min

El FC Barcelona se enfrenta este miércoles al PSV Eindhoven en la quinta jornada de la fase de grupos de la Champions. Los azulgrana viajan a Holanda con el objetivo de sellar su pase a los octavos de final de la competición desde la primera plaza de su grupo.

El encuentro se presume plácido para el Barça. En el partido de ida en el Camp Nou los azulgranas ya golearon 4-0 a un PSV muy endeble. Los holandeses están prácticamente eliminados y solo una carambola rocambolesca les clasificaría. Para ello deberían ganar los dos partidos que les restan, que el Tottenham venciera al Inter pero perdiera en la próxima jornada contra el Barça, y, aún así, deberían estar pendientes de la diferencia de goles.

La aparente intrascendencia del partido invita a Ernesto Valverde a hacer rotaciones en el once titular. En este sentido, uno de los futbolistas más cargados de minutos es Gerard Piqué.

Poqué, sobrecargado

Gerard Piqué lo ha jugado prácticamente todo en lo que va de temporada. Solo descansó contra la Cultural Leonesa en Copa. Por lo demás, lo ha disputado todo. 13 partidos de Liga, cuatro de Champions y la Supercopa de España. En total 18 partidos en los que el central catalán ha jugado los 90 minutos. Demasiada carga para un futbolista que ya tiene 31 años.

El capitán del Barça se ha visto obligado a multiplicarse a causa de la plaga de lesiones que afectó a la zaga azulgrana. La lesión de Umtiti hace ahora dos meses mermó gravemente a la defensa. Thomas Vermaelen también causó baja a las pocas semanas y dejó la zaga bajo mínimos. Piqué no ha tenido ocasión para descansar en lo que va de temporada. Solo la renuncia a la Selección le ha permitido cierto margen de recuperación en los parones internacionales.

Una foto de Gerard Piqué en un lance defensivo contra el PSV / EFE

Una foto de Gerard Piqué en un lance defensivo contra el PSV / EFE

El descanso de Piqué es tan urgente que podría incluso quedarse fuera de la convocatoria, ya que Ernesto Valverde también cuenta con Chumi, central derecho del filial. Con todo, lo normal sería que Gerard estuviera en el banquillo ante cualquier eventualidad.

Tres centrales de garantías

Lo que está claro es que la reincorporación de Umtiti abre las puertas a que haya más rotaciones en el eje de la defensa. El central francés demostró estar del todo recuperado de sus molestias en el partido contra el Atlético. En un partido de máxima exigencia como el del pasado sábado, Umtiti fue contundente en todas las acciones y no notó la falta de ritmo.

El encuentro contra el PSV, por tanto, es una buena oportunidad para que el Txingurri pruebe la pareja Umtiti-Lenglet. Los franceses, ambos zurdos, todavía no han jugado juntos en el Barça. Lenglet se ha entendido de maravilla con Piqué estos últimos meses. Ha suplido con creces la baja de su compatriota, tanto que se merece la titularidad en el mismo grado que sus compañeros. Además, lleva desde que llegó a Barcelona fijándose en Piqué para poder ser su recambio en el futuro. 

Ernesto Valverde cuenta con tres centrales de garantías y va a tener que buscar fórmulas para que los tres tengan sus oportunidades. Las rotaciones se presumen necesarias. Y son un bálsamo para un futbolista ya más castigado como Gerard Piqué.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.