Universo Blaugrana

Gerard Piqué celebra su último gol en Cornellà-El Prat / EFE

Gerard Piqué celebra su último gol en Cornellà-El Prat / EFE

Piqué contra el Espanyol: una historia plagada de tensiones

El central simboliza la rivalidad histórica entre azulgranas y periquitos

Pau Beya Acero @pbeya96

29.03.2019 21:29h

3 min

El derbi catalán se acerca y eso significa que vuelve la versión más pícara y polémica de Gerard Piqué. El central simboliza como nadie la rivalidad histórica que ha existido siempre en Barcelona entre las aficiones del FC Barcelona y del RCD Espanyol. Él se mofa de los periquitos y ellos lo critican. O al revés. El orden de los factores no altera el producto.

Un conflicto que dura desde hace más de diez años y que vivió su último episodio el pasado jueves 28 de marzo. Piqué acudió al programa La Resistencia y, como cada invitado, fue preguntado por cuánto dinero tenía. A lo que el zaguero, sin cortarse, respondió que "mi patrimonio es superior al presupuesto del Espanyol".

Gerard Piqué durante la entrevista en 'La Resistencia' / TWITTER

Gerard Piqué durante la entrevista en 'La Resistencia' / TWITTER

Fueron las palabras más polémicas pero no las únicas respecto al próximo rival del conjunto azulgrana. El presentador, David Broncano, le preguntó si le podía hacer un penalti a Borja Iglesias para que éste le dedicara un gol al programa. El central sorprendió a todos y señaló que "primero tendrán que llegar al área".

Su primer derbi

La rivalidad entre Piqué y la afición periquita nació en el primer derbi que disputó el central como azulgrana. Un partido que estuvo marcado por la presencia de los Boixos Nois en la grada. Éstos tiraron bengalas y el partido se tuvo que suspender momentáneamente. Tras la reanudación, el FC Barcelona remontó y el central celebró la victoria ante la tribuna donde estaban los seguidores radicales.

No fue una buena primera toma de contacto. El conflicto fue a peor con el crecimiento de Twitter, una de las herramientas favoritas del jugador azulgrana. El 24 de enero de 2012 el Espanyol cayó eliminado ante el Mirandés en Copa del Rey, y el 3, alegrándose de la derrota blanquiazul, tuiteó un severo "¡Qué grande es el fútbol!"

Cánticos deleznables

Gerard Piqué se convirtió en poco tiempo en uno de los futbolistas más detestados por parte de la afición del Espanyol. Lo que ha provocado que le dediquen unos cánticos lamentables que tiene que escuchar cada vez que visita Cornellà-El Prat.

El propio central se rió de ello en La Resistencia recordándolo: "Los del Espanyol sois muy creativos. ¿Cómo era? Piqué cabrón, Shakira tiene rabo, tu hijo es de Wakaso y tú eres maricón". En definitiva, ataques a él y a su mujer con un mal gusto tremendo.

"Maravillosa minoría"

Digamos que la rivalidad ha ido aumentando a medida que pasaban los años. En 2016 azulgranas y blanquiazules disputaron tres derbis consecutivos. Uno de Liga y dos de Copa. Tras finalizar la ida de octavos de este último torneo, ya en la zona mixta, Piqué se rió de uno de los lemas del club periquito: "Si son una maravillosa minoría espero que llenen el campo".

La respuesta de la afición periquita llegó una semana después. Como los cánticos, sin clase alguna. Detrás de la portería del Gol Cornellà se colgaron dos pancartas en las que se podía leer un "Shakira es de todos" tremendamente machista y un "Antonio de la Rúa (expareja de la colombiana) contigo empezó todo".

2018, penúltimo episodio

En 2018 se vivió una situación similar a la de 2016. FC Barcelona RCD Espanyol se cruzaron en cuartos de final de la Copa del Rey y unas semanas después debían disputar un partido de Liga. En el partido de ida Piqué se refirió al conjunto periquito como el "Espanyol de Cornellà".

Gerard Piqué manda callar a la afición del Espanyol / FCB

Gerard Piqué manda a callar a la afición del Espanyol / EFE

En el encuentro liguero de esa temporada llegó la primera respuesta del central a la afición rival desde el propio césped. El Barça caía en Cornellà-El Prat y el catalán empató el encuentro en el 82'. Su reacción fue la de llevarse el dedo índice a la boca y mandar a callar a todo el estadio. Las gradas rugieron y Gerard Moreno no se lo tomó nada bien.

En menos de 24 horas se celebrará otro derbi catalán, con las palabras de Piqué aún muy recientes en la memoria. Un partido en el que a priori no había tensión alguna lo calentó el central.

 
Hoy destacamos