Universo Blaugrana

Una imagen de archivo de Gerard Piqué / EFE

Una imagen de archivo de Gerard Piqué / EFE

Piqué suelta una excusa de broma en el Barça-Betis

El central catalán elude el verdadero motivo de la derrota contra el conjunto andaluz

Yago González

12.11.2018 11:12h Actualizado: 12.11.2018 16:39 h.

2 min

El FC Barcelona cayó estrepitosamente en el Camp Nou contra el Betis. La victoria de los andaluces fue incontestable. El conjunto dirigido por Quique Setién dio baño táctico y futbolístico al Barça y se llevó los tres puntos con todo merecimiento. La debacle azulgrana, justo el día del regreso de Leo Messi, invita a la reflexión. Sin embargo, de las declaraciones de Gerard Piqué al término del partido se desprende una conclusión bien distinta.

Las excusas de Piqué

Las palabras de Gerard Piqué para explicar el porqué de la derrota del Barça suenan a excusa barata. Por no decir que representan un insulto a la inteligencia. El central parece reírse de la afición. A su entender, los tropiezos del equipo se deben a que la Liga ha subido de nivel porque los clubes tienen más presupuesto. Y se queda tan ancho.

“Las ligas de 100 puntos ya no existen, no se van a repetir. Ahora hay más nivel en la Liga, seguramente el reparto de los derechos televisivos ha hecho que todos los clubes tengan mejores presupuestos y puedan tener equipos mejores”, afirmó Gerard Piqué después de la derrota contra el Betis.

Los hechos lo desmienten a Piqué

Esta temporada el Barça ha caído en Liga con el Leganés y con el Betis. También tropezó con el Girona y pasó serias dificultades ante Valladolid y Rayo Vallecano. Todos ellos equipos de acaudalado presupuesto que se han reforzado este verano con fichajes millonarios. O eso pretende hacernos creer Gerard Piqué.

Por el contrario, el Barça ha vencido con contundencia a Real Madrid y a Sevilla, por no entrar en los duelos de Champions. Resulta evidente que el problema del Barça no se explica por factores externos, sino que tiene su causa en el seno del equipo: los azulgrana se relajan en exceso y se confían ante rivales más pequeños.

Falta de autocrítica

El mensaje de Gerard Piqué suena a falta de autocrítica. El FC Barcelona ha demostrado rendir a un excelente nivel ante los equipos poderosos que ha enfrentado. Es precisamente ante rivales marcadamente inferiores cuando los azulgrana no rinden. Y ello es injustificable.

Los jugadores del Barça, abatidos tras caer contra el Betis / EFE

Los jugadores del Barça, abatidos tras caer contra el Betis / EFE

El Barça no ha sabido aprovecharse de la tremenda crisis que vivió el Real Madrid. Los blancos sufrieron la peor sequía goleadora de su historia y se llevaron por delante a su entrenador. Pero pese a todas las dificultades que han atravesado, tan solo están a cuatro puntos del Barça en la Liga. Una nimiedad habida cuenta de las cuatro derrotas y dos empates que suman los merengues en 12 jornadas.

Conformistas

El Barça ya debería haber sentenciado esta Liga. Pero el equipo adolece de exceso de confianza. Y se relaja. Sin la presión del Real Madrid parece que este equipo no funciona. Falta ambición y sobra conformismo. Las ligas de 100 puntos son tan asequibles hoy como hace diez años. Tan solo hay que luchar por ellas. Competir cada fin de semana como si fuera una final. Y eso el Barça no lo hace.

Gerard Piqué podrá engañarse a sí mismo diciendo que la Liga está más igualada que antes. Pero eso es una soberana mentira. El poder económico de Barça y Real Madrid sigue siendo inmensamente mayor al de sus rivales domésticos. Incluso insultante. Si el equipo perdió en Leganés, empató en casa ante el Girona y sufrió en Vallecas fue porque se relajó y bajó el nivel.

No valen excusas de mal perdedor. Hace falta más autocrítica. Y ponerse las pilas.

 
Hoy destacamos