Universo Blaugrana

Gerard Piqué celebra su gol con sus compañeros / EFE

Gerard Piqué celebra su gol con sus compañeros / EFE

Piqué, el mejor defensor, goleador y mentor

El central del Barça recupera su mejor versión y hace una revelación sorprendente

Yago González

17.12.2018 12:11h Actualizado: 17.12.2018 13:28 h.

2 min

El mejor Piqué ha vuelto. El central del Barça está recuperando su mejor versión con un final de año espectacular. Lejos quedan sus flojos partidos a principio de temporada, cuando la defensa azulgrana era un coladero. Ahora Gerard está más rápido, expeditivo y contundente. Al más alto nivel. Y el equipo lo nota.

Ya van tres partidos consecutivos sin encajar goles. Además, el Barça no encaja más de un gol desde la debacle en el Camp Nou ante el Betis (3-4). De aquella noche hace ya más de un mes. El conjunto de Ernesto Valverde ha sabido en este tiempo rectificar su desequilibrio defensivo. Todo el equipo ha mejorado en esta faceta. Y Piqué se ha erigido, de nuevo, en el baluarte de la zaga culé.

Cuarto máximo goleador

Pero Gerard Piqué no solo vuelve a ser un muro infranqueable atrás, sino que además se encuentra en estado de gracia en el aspecto ofensivo. Con el del domingo, suma ya cinco goles en lo que va de curso: tres en Liga, uno en Champions y otro más en la Supercopa de España. Es el cuarto máximo goleador del Barça, solo superado por Messi, Luis Suárez y Dembelé.

Hay que tener en cuenta que su récord personal se sitúa en siete goles en una misma temporada, una cifra que podría superar este año si sigue así.

Este domingo, Piqué certificó la manita del Barça en el estadio del Levante. Él mismo inició la jugada del gol, desdoblando el balón hacia la banda, para a continuación incorporarse al ataque y rematar dentro del área un balón expedido por Messi. Piqué recortó delante del portero y lo batió con la zurda, después de que el esférico rebotase en un contrario.

La confesión de Piqué

Tras finalizar el encuentro, el central del Barça habló a pie de campo para las cámaras de Movistar Plus. Piqué se mostró satisfecho por la mejoría del sistema defensivo del equipo: "En los últimos días estamos jugando mejor al fútbol, encajando menos goles y marcando muchos más", se congratuló.

Una imagen de archivo de Gerard Piqué en un entrenamiento / EFE

Una imagen de archivo de Gerard Piqué en un entrenamiento / EFE

El central también reconoció que los comienzos de los partidos se le hacen más difíciles que antes: "Me cuesta arrancar como siempre, pero el día que no disfrute como lo hago, lo dejaré”, confesó. De momento, sus planes aún pasan por los terrenos de juego: “Esperamos hacer grandes cosas con esta gran generación de futbolistas", afirmó.

El mejor mentor

Piqué también habló sobre la repentina baja de Nelson Semedo, lo que obligó a Valverde a modificar el sistema de juego a última hora: "A pesar de su baja hemos salido a jugar con tres centrales y con dos laterales largos. Hemos salido a jugar así y ha salido bien. Ha sido noticia de última hora la baja de Semedo. Sin un lateral derecho puro, hemos decidido jugar así", explicó.

En este sentido, se refirió a Ousmane Dembelé y alabó su esfuerzo durante el encuentro: "Hay que involucrarle. Tiene mucha capacidad para colaborar y simplemente hay que guiarle un poco", señaló. Piqué estuvo muy pendiente de Dembelé durante todo el partido. Fue su mentor para que se adaptara a la demarcación de carrilero derecho. Le dio indicaciones en todo momento, estuvo muy encima, y la apuesta salió bien.

Chanza final

Al final, Piqué bromeó con el periodista después de que este le preguntara por los 25 goles que Messi y Suárez llevan juntos en Liga, más que la mayoría de equipos de Primera, entre ellos el Real Madrid. “Y conmigo, 28”, dijo Piqué, entre risas. Después elaboró su respuesta: "Son la mejor pareja de atacantes de los últimos años. Luis lleva el gol en la sangre y lo de Leo, lo dice todo. Tenemos pólvora y faltaba mejorar atrás", sentenció.

 
Hoy destacamos