Universo Blaugrana

Quique Setién, en el entrenamiento previo al choque contra el Bayern | EFE

Quique Setién, en el entrenamiento previo al choque contra el Bayern | EFE

El plan de Setién para reventar al Bayern con Messi, Luis Suárez y Griezmann

El técnico azulgrana apostará de nuevo por el esquema que tan buenos resultados dio con el Villarreal

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

14.08.2020 00:01h Actualizado: 14.08.2020 00:01 h.

2 min

El Barça se juega este viernes el no acabar el año en blanco tras 12 temporadas de títulos. El conjunto azulgrana tendrá su primera prueba de fuego para conseguir la sexta Champions de su historia. Los hombres de Quique Setién se enfrentarán a uno de los cocos de Europa, un Bayern de Munich que acumula 27 partidos seguidos sin perder y todavía no conoce la derrota en 2020

Los alemanes parten como superiores y favoritos, sin embargo en el FC Barcelona saben que tienen la calidad y la garra necesaria para poder dar un susto. Ya lo avisó Arturo Vidal en la rueda de prensa previa al choque: "No juegan contra los equipos de la Bundesliga, sino contra el mejor equipo del mundo, el Barça". 

Los jugadores del Barça, en el entrenamiento previo al choque contra el Bayern | EFE

Los jugadores del Barça, en el entrenamiento previo al choque contra el Bayern | EFE

Las transiciones y la intensidad de los bávaros serán dos de los grandes argumentos para superar la eliminatoria. Al cuadro catalán no les bastará con media parte buena. Deberán mostrar la regularidad que no han exhibido en todo el curso para tener la oportunidad. Precisamente, Quique Setién tiene en su mente el plan definitivo para conseguir aguantar los embistes del Bayern, y tener sus opciones de llegar a semifinales. 

4-2-3-1

El técnico azulgrana volverá a apostar, al menos de inicio, con el mismo planteamiento que tan buenos resultados le dio contra el Villarreal. Un 4-2-3-1 donde será determinante el papel del tridente ofensivo, formado por Leo Messi, Antoine Griezmann y Luis Suárez. Sobre el papel, será el capitán el que se colocará un poco por detrás, en la media punta. 

Igual que el submarino amarillo, el Bayern es un equipo que intentará mostrar iniciativa, especialmente en ataque, y eso provocará espacios en defensa y en la zona de creación que podría aprovechar la MSG. No obstante, aunque aparentemente parece una apuesta claramente ofensiva, tendrá también una particularidad para reforzar la defensa. 

Griezmann, Messi y Luis Suárez / CULEMANÍA

Griezmann, Messi y Luis Suárez / CULEMANÍA

Y es que la intención del míster santanderino es que, en acciones ofensivas, Messi participe más en la creación, y Suárez y Griezmann aparezcan claramente como referencias. Pero esto cambiará en defensa, donde francés y argentino permutarán sus posiciones, para que El Principito pueda tener también un papel determinante en la presión y a la hora de retroceder para evitar los ataques bávaros. 

Dembelé y Ansu Fati, en la recámara

Este planteamiento comportará una exigencia física importante para el delantero galo. Está acostumbrado a ayudar en defensa, pero su rendimiento deberá ser clave para mantener compacto al equipo. Setién es consciente que a este ritmo, Griezmann no aguantará los 90 minutos. 

Por suerte, la opción de dos extremos puros para jugar al contraataque, como son Ansu Fati y el recién recuperado Dembelé, da al técnico azulgrana el margen necesario para exigir el máximo a Griezmann, el tiempo que pueda. La intención del santanderino es que el dominio de la posesión sea completamente culé, y por tanto la exigencia en defensa del galo no sea desmesurada. 

Dembelé, en un entrenamiento en Lisboa | FCB

Dembelé, en un entrenamiento en Lisboa | FCB

No obstante, cuenta con opciones de sobra para poder cambiar el planteamiento, según el momento. Lo que es evidente es que el rendimiento de su tridente ofensivo será determinante para que el Barça consiga eliminar a uno de los grandes favoritos para levantar la Champions. 

 
Hoy destacamos