Universo Blaugrana

Los jugadores del FC Barcelona celebran un gol ante el Real Madrid / EFE

Los jugadores del FC Barcelona celebran un gol ante el Real Madrid / EFE

La plantilla del Barça se come a la del Real Madrid

Los azulgranas tienen el equipo cerrado a la espera de lo que suceda con Neymar; a los blancos aún les queda mucho trabajo por delante

Pau Beya Acero @pbeya96

09.08.2019 23:11h

5 min

La Liga vuelve en tan solo una semana. Como cada curso, y siempre con el respeto que merece el Atlético de Madrid, los dos grandes aspirantes al título son el FC Barcelona y el Real Madrid. Ambos clubes han realizado grandes inversiones para tratar de mejorar sus respectivas plantillas. Los azulgranas han gastado 239 millones de euros. Los blancos, 303 (y podrían ser más).

A escasos días para que empiece la competición oficial, es el momento de analizar las plantillas que han confeccionado los dos equipos hasta la fecha y tratar de dirimir quién cuenta con un conjunto más completo a día de hoy. Empezamos con el repaso línea por línea y posición por posición de catalanes y madrileños.

La guardia

La portería: bajo palos, ambos conjuntos con dos guardametas de gran nivel. Ciñéndonos a los teóricos titulares, Marc-André Ter Stegen parte varios pasos por delante de Thibaut Courtois. El alemán siempre se ha mostrado fiable, mientras la primera temporada del belga en Chamartín creo muchas dudas. En cuanto a los suplentes, Keylor se encuentra un peldaño por encima de Neto, aunque el brasileño ya ha demostrado en la pretemporada que peleará por la titularidad con Ter Stegen.

El lateral derecho: ambos han apostado por combinar a un lateral experimentado con uno más joven. Es la única posición en la que el Real Madrid se impone al FC BarcelonaCarvajal lleva más años en la élite y ha mostrado más calidad ofensiva y seguridad defensiva que un Semedo que debe acabar de consolidarse este año. Por lo que respecta al teórico suplente, Odriozola afrontará su tercera temporada en Primera mientras Wagué tan solo ha disputado tres encuentros. Ambos tienen en el ataque su virtud y en la defensa su defecto.

Clement Lenglet y Gerard Piqué en un clásico / EFE

Clement Lenglet y Gerard Piqué en un clásico / EFE

Los centrales: las parejas de los dos equipos son de las mejores del mundo. Si bien es cierto que Ramos Varane tienen más experiencia y renombre, Piqué Lenglet completaron mucha mejor temporada que los blancos y en los amistosos previos al inicio del curso también se han mostrado más fiables. Basta con ver los números: los catalanes han encajado cuatro goles en los mismos encuentros y los madrileños, 16 en 6. Samuel Umtiti también se presenta como un tercer central más fiable (siempre y cuando se muestre totalmente recuperado) que Militao, aunque sea por la experiencia. Por otra parte, Todibo tiene un físico impactante y mucha proyección, pero Nacho es un jugador mucho más experimentado.

El lateral izquierdo: viendo las últimas temporadas, en especial la más reciente, el duelo Jordi Alba-Marcelo no admite comparación. El de l'Hospitalet fue uno de los mejores del mundo, mientras el brasileño empieza a dar síntomas de declive y cada vez le cuesta más retroceder hasta su propia área. Por lo que respecta a sus rivales, Junior Firpo fue uno de los mejores en su posición en la última Liga, mientras Ferland Mendy, pese a que se le antoja mucha proyección, deberá terminar de adaptarse.

La medular

El mediocentroSergio Busquets Casemiro presentan perfiles tan diferentes que es complicado compararlos. El de Badia del Vallès sale a la perfección con el balón, entiende el juego de posición y siempre mantiene bien colocado al equipo. El brasileño presenta un perfil más defensivo, más físico, de mediocentro tradicional. A decir verdad, la temporada que cuajaron uno y otro dejó mucho que desear, aunque observando el mejor momento de uno y otro en su carrera, el azulgrana gana de calle. En cuanto a sus suplentes, no hay color: a Busi lo relevarán De Jong Sergi Roberto, instaurados en la élite. A CasemiroValverde, que nunca ha jugado con regularidad en Primera.

Arthur en una pugna con Modric en el último clásico / EFE

Arthur en una pugna con Modric en el último clásico / EFE

Los interiores: en esta posición se suman dos condicionantes que hay que tener en cuenta. Por una parte, el FC Barcelona sufre overbooking y aún podrían salir algunos jugadores. El Real Madrid, en cambio, anda corto de efectivos y podrían llegar hasta dos jugadores nuevos: Pogba, Eriksen y/o Van de Beek.

Ciñéndonos a la situación actual, la teórica pareja azulgrana ilusiona bastante más que la que tienen los blancos. Frenkie de Jong es uno de los diez nominados al The Best, mientras Arthur ya dio muestras de su calidad el pasado curso. En cambio, la temporada que completaron Modric Kroos fue preocupante, tanto a nivel de actitud como de rendimiento. En la recámara, los catalanes tienen a Sergi Roberto, Ivan Rakitic, Arturo Vidal, Rafinha Carles Aleñá. Los madrileños, solo cuentan con Isco (y James). La campaña del malagueño fue decepcionante y Zidane confía en recuperarlo para la causa. Valverde, en cambio, sabe que puede contar con Roberto, Vidal, Rakitic (si se queda) y Aleñá.

El ataque

El líder: a diferencia del resto de líneas, en este caso no se comparará según su posición sino de acuerdo con su rol en el equipo. Hazard es un fichaje de relumbrón y es, sin duda alguna, uno de los mejores futbolistas del mundo, seguramente aportará mucho al Real Madrid y ayudará a que los blancos vuelvan a lo más alto, pero Messi es incomparable.

El goleador: es el duelo más igualado del ataque. El pasado curso, Benzema marcó más goles (30 por 25), pero Suárez dio más asistencias (13 por 11). Son dos futbolistas muy diferentes: el francés tiene más capacidad para asociarse, conducir el balón y generar jugadas para sus compañeros, mientras el uruguayo es más letal y listo en el área.

Messi, Suárez y Dembelé celebran un gol / EFE

Messi, Suárez y Dembelé celebran un gol / EFE

El complemento: da la casualidad que los acompañantes de las dos estrellas jugarán en las posiciones menos adecuadas para sus condiciones. Vinicius demostró que la izquierda era su sitio ideal amagando con ir hacia dentro y yéndose hacia fuera y viceversa, pero la incorporación de Hazard lo desplazará a la derecha. Griezmann, en cambio, se siente más cómodo en la derecha e incluso en el medio, pero deberá jugar en la izquierda. Pese a este pequeño handicap, su recorrido en la élite, su versatilidad y su talento innato sitúan a Antoine por encima del 28.

Los revulsivos: ambos equipos contarán con un cuarto hombre de lujo. Por parte de los azulgranas, se espera que Dembelé dé este año el paso adelante que tanto se espera. A priori, el francés debería ser mejor recambio que Luka Jovic, que primero deberá adaptarse a España y al fútbol español. En cuanto al quinto hombre, salvo sorpresa, los catalanes contarán con Coutinho, que finalmente no encontró salida en la Premier League. Lo mismo sucedió en Chamartín con Gareth Bale. El Real Madrid cuenta con cinco delanteros más, mientras los azulgranas deberán echar mano del filial y, en esta línea, se espera que Carles Pérez Abel Ruiz suban al primer equipo.

Nombre por nombre, la plantilla del FC Barcelona parece superior a la del Real Madrid. Pero ninguno de los dos equipos da por cerrado el mercado. Más allá de Pogba, Van de Beek Eriksen, que gustan en Chamartín, hay un futbolista pretendido por ambos conjuntos: Neymar Jr. Si regresa al Camp Nou, los azulgranas serían, si cabe, más superiores. Si aterriza en el Santiago Bernabéu las distancias se acortarían.

 

Hoy destacamos