Universo Blaugrana

Messi con Casemiro y Marcelo en un clásico / EFE

Messi con Casemiro y Marcelo en un clásico / EFE

La plantilla del Barça da un repaso a la del Real Madrid

Azulgranas y blancos se medirán este miércoles en el Camp Nou

Pau Beya Acero @pbeya96

17.12.2019 00:07h

5 min

La cuenta atrás está llegando a su fin. Ya queda tan solo un día para que se celebre el primer clásico de la temporada. FC Barcelona y Real Madrid se medirán en el Camp Nou en busca del liderato de la Liga. A día de hoy, azulgranas y blancos están empatados en la primera posición de la tabla con 35 puntos.

Se presenta como uno de los duelos más igualados de los últimos años. El juego que despliegan catalanes y madrileños no es especialmente brillante, pero van sacando los partidos adelante. Después de un arranque de temporada algo complicado para ambos equipos, parecen llegar en su mejor momento al primer enfrentamiento directo de la campaña.

En partidos como este, en el que se preveé igualdad entre los conjuntos, acaban definiendo las individualidades. Se deciden por pequeños detalles. A continuación analizamos qué club tiene mejores armas para llevarse el gato al agua, situarse como líder en solitario de la clasificación y asestar un golpe moral muy duro a su eterno rival.

Línea defensiva

Se realizará una comparación posición por posición de FC Barcelona y Real Madrid. Empezando por la portería, el primer punto se lo llevan los azulgranas. El inicio de curso de Ter Stegen ha sido netamente mejor que el de un Courtois que ha llegado a ver comprometida su titularidad. El alemán fue decisivo en todos los compromisos de la fase de grupos de la Champions League. El belga le ha dado más de un disgusto a la entidad de Chamartín, aunque en los últimos encuentros su rendimiento ha mejorado. El duelo Neto-Areola, suplentes de lujo, lo gana también el culé.

En el lateral derecho, el punto es para el equipo blanco. Si bien el conjunto azulgrana cuenta con una pareja de mayores garantías con Nelson Semedo y Sergi Roberto, ninguno de ellos se acerca al nivel del mejor Dani Carvajal. El de Leganés es un seguro en defensa y también tiene mucha incidencia en ataque. Sergi Roberto, teórico titular el miércoles, es una amenaza constante cuando el FC Barcelona tiene el balón, pero su labor defensiva no es del todo óptima.

Piqué despeja un balón ante Sergio Ramos / EFE

Piqué despeja un balón ante Sergio Ramos / EFE

En los centrales encontramos el primer empate. Piqué, Lenglet, Ramos y Varane son sinónimo de seguridad para sus equipos. El central catalán ha ido de menos a más este curso y llega en su mejor momento al clásico, mientras el francés ha confirmado su estatus de imprescindible. En cuanto al cuadro blanco, el rendimiento del de Camas y el galo ha aumentado considerablemente respecto al año pasado. Ramos se muestra mucho más fiable, aunque ha cometido algún error grosero, y Varane ha recuperado la velocidad. En cuanto a los suplentes, Umtiti ha ofrecido un nivel similar al de Militao y Todibo ha tenido tan pocas oportunidades como Nacho, lesionado.

En el lateral izquierdo es el FC Barcelona quien se impone. Aunque las lesiones lo han mermado en este inicio de temporada, Jordi Alba está un peldaño por encima de Ferland Mendy y el Marcelo actual. El de l'Hospitalet es una amenaza constante para los rivales en ataque y su velocidad le convierte en un rival muy duro en defensa. Con el brasileño lesionado, Mendy será titular en el Camp Nou. Defensivamente es un muro. Ofensivamente aún le queda mucho trabajo por delante. Junior Firpo, por último, ha ofrecido un rendimiento irregular en este comienzo de año.

La medular

La posición del mediocentro es incomparable. En el sentido más literal de la palabra. Sergio Busquets es el faro del FC Barcelona desde hace más de una década, el que da salida al esférico desde atrás y conecta la medular con la línea defensiva. Tiene un toque exquisito de balón. Casemiro, por su parte, ha sido uno de los puntales del Real Madrid en el último lustro. Su trabajo sin esférico, su buena colocación y su contundencia le hacen imprescindible en los esquemas de Zidane.

Una foto de Casemiro celebrando su gol ante el Brujas  / EFE

Una foto de Casemiro celebrando su gol ante el Brujas  / EFE

En cuanto a los interiores, el conjunto azulgrana vuelve a ser ligeramente superior. Por una parte, Frenkie de Jong es uno de los mejores jóvenes del panorama europeo y fue uno de los mejores del mundo la pasada temporada. Se adaptó desde el primer día. La irrupción de Fede Valverde ha sido fulgurante, pero aún no está al nivel del neerlandés. Rakitic ha recuperado la titularidad y ha ofrecido un muy buen rendimiento en los últimos encuentros. Su compatriota Modric, en cambio, ha sido muy irregular. Por último, Toni Kroos es el alter ego de Zidane sobre el terreno de juego y ha completado un muy buen inicio de curso. Arthur cuando jugó dio la talla, pero sus molestias en el pubis le impedirán estar en el clásico.

Cerrando la medular encontramos a los que se podrían nombrar los complementos. Jugadores que, si bien no tienen sitio en el 4-3-3 de ambos conjuntos, pueden servir de ayuda al centro del campo en determinados encuentros. En el FC Barcelona el mejor ejemplo es Arturo Vidal, que más que centrocampista, es todocampista. Puede jugar en todas las posiciones del medio pero ninguna es la ideal. Por ese motivo es revulsivo y no titular habitual. En el bando madridista encontramos a Isco James, que por muchas oportunidades que les dé Zidane siguen sin rendir.

El ataque

A la hora de valorar los jugadores de ataque, el criterio cambía. No se compararán los futbolistas según su posición, sino de acuerdo con su rol en el equipo. Se equipara, por ejemplo, a Leo Messi con Karim Benzema, pues son los referentes de FC Barcelona y Real Madrid respectivamente. Vence, por motivos obvios, el delantero argentino.

Messi, Griezmann y Suárez celebran un gol del francés/ EFE

Messi, Griezmann y Suárez celebran un gol del francés/ EFE

Los mejores socios del 10 y del nueve con alma de 10 son Luis Suárez y Eden Hazard. Por incidencia en el conjunto azulgrana, tanto esta temporada como en las últimas cinco, el delantero uruguayo está un peldaño por encima. Se entiende a las mil maravillas con Leo Messi. En cuanto al belga, su calidad está fuera de toda duda y técnicamente es mejor que Luis Suárez. Probablemente logre grandes éxitos en Chamartín, pero aún está en fase de adaptación. Una lesión en el tobillo le impedirá estar en el Camp Nou.

Griezmann, tercera pata del tridente, se impone claramente a Gareth Bale. Por calidad técnica, por actitud, por trabajo defensivo y por incidencia en el equipo, el delantero francés es claramente superior. En cuanto a los teóricos suplentes, resulta evidente que Dembelé, si no estuviera lesionado, sería una mayor amenaza de la que suponen Rodrygo, Vinicius Jovic. Además, la irrupción de Ansu Fati y Carles Pérez dan un plus a los de Valverde.

Si dependiera de las plantillas, el FC Barcelona se impondría al Real Madrid en el clásico del próximo miércoles. Por suerte, el fútbol no va solo de nombres y azulgranas y blancos librarán el duelo más importante de la temporada hasta la fecha en el Camp Nou.

 

 

Hoy destacamos