Universo Blaugrana

Una foto de Denis Suárez con el Barça / EFE

Una foto de Denis Suárez con el Barça / EFE

¿Por qué el Barça se arriesgará a perder a Denis Suárez en enero?

El gallego podría aclarar su futuro más inmediato esta semana con rumbo al Arsenal

Claudia Granja @c_granjafranch

06.01.2019 13:28h

3 min

Denis Suárez cumple este domingo 25 años en uno de sus momentos más delicados desde que llegó al Barça. Tras una primera temporada desilusionante bajo las órdenes de Ernesto Valverde, esta segunda no augura una mejora en su situación personal. Suplente de oro y relegado a los partidos de trámite, donde ha firmado grandes actuaciones, el gallego tiene claro que su futuro está fuera del Camp Nou

Su sueño de triunfar de azulgrana se desvanece por momentos y las ofertas de la Premier League para abandonar la disciplina azulgrana son una realidad que el club ya ha notificado al jugador que podría abandonar la Ciudad Condal esta próxima semana. El mejor posicionado para ello es el Arsenal. El club londinense quiere al jugador y Denis cree que es un buen destino. Conoce al entrenador, Unai Emery, de su etapa en el Sevilla y podría hacerse un hueco en la medular del Emirates Stadium. 

Flecos pendientes

Con las negociaciones iniciadas entre ambos clubes, que todavía mantienen la operación como un tanteo, el club quiere que se realice en forma de compra o cesión con opción a compra obligatoria a final de temporada. Una condición que no acaba de convencer al Arsenal que, hoy por hoy, está a la espera de conocer el futuro de Ozil, que podría salir del club gunner este mercado. El club catalán ha sido sincero con el jugador. Entiende su incómoda situación, su deseo de jugar y las dificultades que tiene para hacerse un hueco en el esquema del Txingurri. Un escenario desolador dado su calidad que tendrá que acabar, tarde o temprano, en otro estadio. 

Denis Suárez con el Barça frente al Juventus / EFE

Denis Suárez con el Barça frente al Juventus / EFE

No hay prisa, pero tampoco conviene dormirse. El futbolista termina contrato en junio de 2020 y hay tiempo y margen para negociar con el mejor postor. Unai le quiere, pero tampoco se descartan otras opciones. El Chelsea también ha mostrado su interés por el centrocampista, especialmente tras la marcha de Cesc Fàbregas, pero no ha habido más que un intercambio de opiniones. 

Su salida, ¿un problema?

Con su salida casi asegurada este mercado de invierno, su marcha abre las puertas a otro rompecabezas en la dirección deportiva del club. Adrien Rabiot se postulaba como el refuerzo estrella para este mercado de invierno, pero la prima de diez millones de euros que le ofrece el Barça si llega como agente libre en junio, más las dificultades que está poniendo el PSG en las negociaciones apuntan a que el culebrón se alargará hasta junio. 

Si finalmente se hace efectiva la salida de Denis, Carles Aleñá asumirá el rol de centrocampista suplente en una medular que a inicio de temporada estaba superpoblada. Con Busquets, Rakitic, Arthur y Arturo Vidal, falta un centrocampista. Rafinha no volverá hasta la temporada que viene y si se dieran lesiones, la marcha del gallego se convertiría en un problema. 

Alternativas de cantera y ahorro

Desde el club se muestran pacientes con más de 20 días por delante. Además, cuentan con un comodín de oro: Sergi Roberto. El de Reus ya ha entrado en convocatoria, al igual que Denis Suárez, para este domingo frente al Getafe, y de confirmarse la marcha del gallego sin que llegara otro refuerzo, el canterano podría regresar a su posición natural de interior. Un intercambio de posiciones que abriría las puertas a Moussa Wagué para ser el suplente de Nélson Semedo. 

El senegalés está cuajando una buena temporada en el filial, algo que se suma al buen rendimiento del portugués en la banda derecha durante las semanas que Roberto ha estado de baja. Dos laterales naturales, de físico imponente, velocidad y sin carencias defensivas. 

Moussa Wagué durante un partido con el Barça B / FCB

Moussa Wagué durante un partido con el Barça B / FCB

Una jugada perfecta para las arcas azulgranas, pero más arriesgada a nivel deportivo. Además, tampoco hay que olvidar las obligaciones contractuales del club. Denis, convocado por Valverde para el primer encuentro del año, cumpliría, de jugar, su partido número 70 con la elástica azulgrana. Una cifra que obligaría a la entidad catalana a desembolsar 800.000 euros al Manchester City. Hasta la fecha, los citizens han recibido 4,8 millones --800.000 euros por cada diez partidos del gallego-- tras y como se estipuló en el contrato firmado en 2013. 

Con su salida casi inminente, puede ser que Denis se quede en el banquillo hasta que se aclare su futuro, al menos hasta finales de enero. La estrategia está clara: no pagar de más innecesariamente al City y conseguir un buen precio al Arsenal.

 

Hoy destacamos