Universo Blaugrana

Ernesto Valverde dando órdenes en el Benito Villamarín / EFE

Ernesto Valverde dando órdenes en el Benito Villamarín / EFE

El pragmatismo de Valverde amarra la Liga

El entrenador del Barça quiso evitar otra derrota contra el Betis y consiguió sumar tres valiosos puntos

Oriol Quintana @urikingkat

18.03.2019 11:08h Actualizado: 20.05.2020 09:07 h.

2 min

Ernesto Valverde sorprendió una vez más con su once, ese domingo fue en el Benito Villamarín. El Barça salía con un 4-4-2 dejando a Philippe Coutinho en el banquillo y reforzaba el centro del campo con cuatro hombres: Sergio Busquets, Arthur Melo, Ivan Rakitic y Arturo Vidal. Todos ellos estuvieron a buen nivel y facilitaron la salida de balón.

El técnico quería evitar como fuera otra derrota contra el Betis. En la ida, en el Camp Nou, los de Quique Setién pasaron por encima de los culés con una exhibición de fútbol (3-4). Este domingo se vio la revancha (1-4). Un hat-trick de Leo Messi y un gol de Suárez dejaban la liga casi sentenciada.

Messi y Luis Suárez destrozan al Betis y dejan la Liga vista para sentencia / EFE

Messi y Luis Suárez destrozan al Betis y dejan la Liga vista para sentencia / EFE

Los culés suman tres puntos aprovechando un pinchazo del Atlético de Madrid en San Mamés. El Athletic Club superó a los del Cholo (2-0) y los deja casi sin competición regular: quedan a 10 puntos de los culés y tienen que visitar el Camp Nou en unas semanas. El Real Madrid, por su parte, ganó al Celta de Vigo (2-0) y sigue a 12 puntos.

Coutinho, el sacrificado

El extremo brasileño, Philippe Coutinho, hizo un gran partido contra el Olympique de Lyon en Champions League y parecía que tendría este domingo una nueva oportunidad para mostrar que ha superado sus malos momentos. Apenas tuvo unos minutos en la segunda parte.

El Txingurri decidió reforzar el medio campo pensando en las ofensivas rivales. Los sevillanos siempre plantean un partido muy ofensivo -esta vez con un 3-4-2-1- y se quería evitar un intercambio de golpes. Generalmente se impuso el control blaugrana -gracias a un gran Arthur Melo- y la seguridad con el sacrificio de Rakitic y Arturo Vidal.

Arthur Melo en una acción ofensiva contra el Betis / EFE

Arthur Melo en una acción ofensiva contra el Betis / EFE

Ni en la segunda parte con el partido sentenciado (0-3) el entrenador deshizo el 4-4-2. En el minuto 64, entró Nelson Semedo por Arthur y Sergi Roberto pasó al centro del campo. En el 88 entró Carles Aleñá en el lugar de Ivan Rakitic y a pocos minutos del final Suárez se retiró lesionado y dio entrada a Coutinho.

Partido a partido y la Liga asegurada

Ernesto a Valverde solo tiene en mente el partido siguiente. Se ve en cada jornada. Sus formaciones de inicio no se acostumbran a ver grandes cambios y se adapta en función del rival. En el Benito Villamarín tenemos el último ejemplo. Cuando se podía pensar en rotaciones tras el encuentro europeo llegó otro partido del equipo de las grandes ocasiones.

El Barça celebrando un gol en el Benito Villamarín / FC Barcelona

El Barça celebrando un gol en el Benito Villamarín / FC Barcelona

El equipo podía dar un golpe sobre la mesa y dejar la Liga vista para sentencia. Y así fue. El segundo se había dejado puntos y el eterno rival sigue lejos de la lucha por el título. Este Barça no cede de momento y llega en el tramo decisivo en el mejor momento de la temporada. Pocas veces superlativo pero siempre regular.

Desde el empate en Lyon (0-0), el equipo ha superado todos los retos y estos no eran fáciles. Se ganó en el Sánchez Pizjuán (2-4), en el Santiago Bernabéu (0-3 y 0-1), Benito Villamarín (1-4) y dos partidos en el Camp Nou: contra el Rayo Vallecano (3-1) y el Olympique de Lyon (5-1). El conjunto de Ernesto Valverde no afloja. Encaran jornada de selecciones como pocos se podían imaginar, unas semanas prácticamente perfectas en resultados.

 

Hoy destacamos