Universo Blaugrana

Laporta y Xavi Hernández, en un montaje / Culemanía

Laporta y Xavi Hernández, en un montaje / Culemanía

El primer problema de Xavi en su regreso al Barça: las vacas sagradas

El actual entrenador del Al Sadd, pendiente de rescindir su contrato, deberá gestionar una plantilla con muchos egos

Lluís Regàs @LluisRegas

28.10.2021 10:17h Actualizado: 28.10.2021 13:26 h.

1 min

El Barça ya negocia con Xavi Hernández. El club que preside Joan Laporta espera anunciar en las próximas horas la contratación del actual entrenador del Al Sadd como nuevo técnico azulgrana. Salvo sorpresa, el acuerdo será inminente y Xavi se prepara para el mayor reto de su vida. En el Camp Nou se reencontrará con antiguos compañeros suyos como Sergio Busquets, Gerard Piqué, Sergi Roberto y Jordi Alba.

Xavi conoce perfectamente a los cuatro capitanes del Barça. Coincidió con los cuatro en su etapa como futbolista. Con Sergio y Piqué, además, tiene una relación muy buena. Con el defensa central incluso comparte representante, Fernando Solanas, socio de Arturo Canales.

El actual técnico del Al Sadd es consciente de que deberá gestionar una plantilla muy desequilibrada, con muchos egos. Sin Messi ni Griezmann, el Barça ya no intimida. Es un equipo muy previsible, nada que ver con el que conquistó España y Europa con un fútbol de autor, que ganó tres Ligas y dos Champions en las cuatro temporadas de Pep Guardiola. Un Barça que fulminó al Real Madrid en el Bernabéu con un 2-6 histórico. Ese día, Xavi, Sergio y Piqué firmaron una actuación memorable.

Relaciones personales

Xavi no lo tendrá fácil para tomar decisiones en su regreso al Camp Nou. Las relaciones personales pueden chocar con las necesidades profesionales del excapitán azulgrana en un momento muy delicado para el equipo, inmerso en un proceso de renovación y rejuvenecimiento.

Laporta, posiblemente, también le ofrecerá la posibilidad de incorporar algún futbolista en el mercado de invierno. E intenta acelerar la salida de algunos jugadores como Umtiti que son una carga muy pesada para la economía del club. Tampoco lo tendrá fácil Luuk de Jong, una apuesta personal de Koeman que no encaja con Xavi, mucho más preocupado por imponer su autoridad ante los cuatro capitanes del equipo y por introducir algunos cambios en los servicios médicos del club. Otra de sus obsesiones.

 
Hoy destacamos