Universo Blaugrana

Éric García sufrió demasiado en el partido contra el Villarreal / EFE

Éric García sufrió demasiado en el partido contra el Villarreal / EFE

El principal problema del Barça en Villarreal

Las dificultades que pasó el conjunto azulgrana en su visita a la Cerámica

Ángel Álvarez

28.11.2021 11:24h

2 min

La visita al estadio de la Cerámica fue una de más complicadas que ha tenido el Barça en la actual temporada. Los dirigidos por Xavi Hernández fueron superados en gran parte del enfrentamiento contra el Villarreal, a tal punto que solamente la ineficacia de los delanteros contrarios permitió que la situación no llegara a un descontrol absoluto. El planteamiento de Unai Emery surtió efecto, especialmente al momento de incomodar a los defensores azulgranas.

Despliegue e intensidad

El FC Barcelona había comenzado con buenas sensaciones el compromiso liguero. Casi 20 minutos de la primera mitad fueron a favor de los culés, pero a partir de ese punto el escenario fue totalmente diferente. El submarino amarillo fue capaz de imponerse en la salida de balón y fue empujando con mucha contundencia a todo el bloque del conjunto azulgrana. Con el pasar de los minutos estuvieron cada vez más cerca del arco defendido por Ter Stegen.

Busquets, en una acción en el partido contra el Villarreal / FCB

Busquets, en una acción en el partido contra el Villarreal / FCB

Al posicionarse en campo del Barça, los pupilos de Emery tuvieron un enorme control del partido. No solamente por el buen uso de la posesión de balón, sino también por las constantes recuperaciones que hicieron en zona rival. Hasta más de 25 robos lograron cuando perdían el esférico o cuando el conjunto de Xavi intentaba una salida aseada desde el fondo.

Gran parte de esas recuperaciones fueron en el sector derecho de la defensa culé, en donde justamente estaba Éric García. El canterano sufrió muchísimo al jugar como lateral derecho, por lo que no estaba cómodo durante esas situaciones. Además, el resto de la línea defensiva se vio obligada a jugar con el balón en largo ante el constante acoso de los jugadores contrarios. Fue una versión muy pragmática del FC Barcelona.

Jordi Alba y Sergio Busquets con la camiseta violeta del Barça en Villarreal / EFE

Jordi Alba y Sergio Busquets con la camiseta violeta del Barça en Villarreal / EFE

El reconocimiento de Xavi

Por otra parte, el entrenador egarense alabó el trabajo realizado por el Villarreal en todo el compromiso. "Hemos jugado un partido contra un gran equipo, nos ha costado mucho. Hemos dominado menos de lo que yo preveía pero al final hemos tenido la suerte de encontrar el gol de Memphis y el penalti. Hemos jugado contra un señor equipo. Lo hemos pasado mal por momentos y nos ha llegado el empate en un saque de banda tonto. Son tres puntos de oro, en la situación en la que estamos es agua bendita. Hay que tener un poco de suerte porque el Villarreal hoy no ha merecido perder", expresó el de Terrassa tras finalizar el enfrentamiento liguero.

 
Hoy destacamos