Universo Blaugrana

Matthijs de Ligt en un entrenamiento con la selección holandesa / INSTAGRAM

Matthijs de Ligt en un entrenamiento con la selección holandesa / INSTAGRAM

El problema económico del Barça con De Ligt

El central holandés del Ajax de Ámsterdam ha abierto una subasta en la que los culés no pueden jugar

Oriol Quintana @urikingkat

20.06.2019 13:25h

2 min

La llegada de Matthijs de Ligt al Barça es verdaderamente difícil. El jugador habría descartado la propuesta culé y su intención sería incorporarse al PSG el próximo curso. Aunque el proyecto deportivo azulgrana es más ambicioso que el parisino, no pueden competir contra los franceses económicamente.

El club catalán no quiere retirarse de la subasta y dejará su propuesta económica sobre la mesa hasta que le central holandés se pronuncie oficialmente. Tampoco cederán a las presiones de Mino Raiola. La junta directiva y la dirección deportiva son muy pesimistas, pero aún hay una mínima esperanza.

Todo empezó en febrero

El culebrón de De Ligt tiene como fecha de inicio el mes de febrero, semanas después del fichaje de Frenkie de Jong. Los negociadores culés llegaron a un acuerdo fácilmente con el Ajax de Ámsterdam y se centraron en convencer al jugador. Las primeras propuestas -parecidas a la firmada con el centrocampista- eran de una ficha de seis millones que se iba incrementando gradualmente durante los cinco años de contrato.

Una foto de Matthijs De Ligt durante un partido del Ajax / Instagram

Una foto de Matthijs De Ligt durante un partido del Ajax / Instagram

El central y su entorno habrían dicho que sí al Barça a pesar de las dudas deportivas pues nadie le aseguraba un puesto de titular en el equipo. Su gran Champions League hicieron que se despertara el interés de otros clubes de primer nivel, algo que hizo dudar al jugador.

El punto que marcó un antes y un después fue la propuesta de la Juventus de Turín que ofreció en torno a unos diez millones de euros netos por temporada. Además, les aseguraban la titularidad desde el primer día en un equipo que, con Cristiano Ronaldo en sus filas, puede hacer grandes cosas en Europa.

Presión al Barça

Entonces se entró en un juego de tira y afloja entre los clubes y De Ligt. El jugador y Mino Raiola esperaban un gesto por parte de los culés que, de momento, no ha llegado. Quién sí que movió ficha ha sido el PSG de Nasser Al-Khelaifi, quien mejor lo tiene.

Matthijs de Ligt celebra el gol que marcó al Tottenham en las semifinales de la Champions / EFE

Matthijs de Ligt celebra el gol que marcó al Tottenham en las semifinales de la Champions / EFE

La decisión del Barça se comunicó a mediados de mayo. No se iba a modificar la propuesta económica y la decisión la debería tomar el jugador. El club no quiere disparar aún más la masa salarial. Los parisinos le ofrecen unos 12 millones de euros netos por temporada, el doble que ofrecieron los catalanes en su día.

Ni siquiera las presiones de Raiola viajando a París, han hecho cambiar de opinión al club. Si el jugador quiere vestir de azulgrana tendrá que aceptar la propuesta que se le hizo en su día que aún está sobre la mesa. Las opciones ahora mismo son tres: Barça, Juventus de Turín y, el gran favorito, el PSG.

 

Hoy destacamos