Universo Blaugrana

Coutinho celebra un gol con el Barça / EFE

Coutinho celebra un gol con el Barça / EFE

El problema más preocupante sobre Coutinho

El delantero tendrá que asumir galones sin Messi

22.10.2018 18:22h Actualizado: 22.10.2018 19:04 h.

2 min

Durante la pasada temporada, aún siendo jugador del Liverpool, Philippe Coutinho fue definido como como un jugador con las características esenciales y necesarias para jugar en el Barça. De ahí que, tras un intento fallido en verano, el club azulgrana invirtiera 120 millones de euros, más 40 millones en variables, para hacerse con él en el mercado de fichajes invernal.

El brasileño encajó bien a su llegada, sabedor de que tenía media campaña para aprender y estar totalmente adaptado de cara al curso siguiente. Éste llegó y en el presente Coutinho ha demostrado en varias ocasiones tener ese duende tan solicitado en el juego azulgrana, sin embargo, la lesión de Leo Messi le deja en una situación para la que no se sabe si está del todo preparado.

Irregular

Una de las características que más ha dejado ver el brasileño es su falta de regularidad durante un mismo partido. Si bien puede arrancar un encuentro con las pilas cargadas y al cien por cien, a medida de que éste avanza su figura en el campo se va diluyendo.

Philippe Coutinho y Samuel Umtiti en un partido del Barça / EFE

Philippe Coutinho y Samuel Umtiti en un partido del Barça / EFE

El partido contra el Tottenham en Wembley le ubicó como el tercer integrante de la delantera del Barça, ganándole la partida a Ousmane Dembelé. Siendo compañero desde el inicio de Leo Messi y Luis Suárez el 7 dejó un buen sabor de boca inicial, pero a pesar de que su presencia es la que mejor encaja no ha demostrado ser capaz de culminar sus actuaciones.

En el mismo partido disputado en Londres o en el más reciente contra el Sevilla, el pasado sábado 20, Philippe Coutinho se encargó de inaugurar el marcador al poco de iniciarse el encuentro, concretamente a los dos minutos. Sin embargo, no fue capaz de mantener el ritmo a medida que avanzaba el juego y sus buenas o malas decisiones se contaban en números similares.

Galones en ataque

Precisamente este tipo de actuaciones fueron comentadas por los medios de su país tras los encuentros que disputó recientemente con la selección de Brasil. Mientras que a otro azulgrana como Arthur se le daba cancha y se tomaban muy en cuenta sus intervenciones, las de Coutinho dejaron que desear.

Coutinho y Messi celebran el primer gol frente al Tottenham / EFE

Coutinho y Messi celebran el primer gol frente al Tottenham / EFE

Ahora, con Messi de baja durante tres semanas y El Clásico en el horizonte, al brasileño le toca definirse y asumir unos galones con los que tal vez no contaba. Tanto él como Dembelé deberán compenetrarse con Luis Suárez para no mermar la capacidad goleadora del equipo y la presión será que recaerá sobre sus hombros será mucho mayor que con el argentino actuando sobre el césped.

Philippe Coutinho deberá hacer olvidar esa imagen de enfado, como cuando fue sustituido en Mestalla, y de ausente en el campo para mostrarse participativo y decidido en el juego desde el inicio hasta el fin. Rivales como el Inter de Milan o el Real Madrid marcarán la figura de un brasileño que será su propio juez.

 
Hoy destacamos