Universo Blaugrana

Piqué y Lenglet, problemas cabizbajos en un partido del Barça | EFE

Piqué y Lenglet, problemas cabizbajos en un partido del Barça | EFE

Los problemas que arrastra la pareja de centrales Piqué-Lenglet

La línea defensiva no termina de arrancar esta temporada y se mirara con lupa en el partido de Champions League

Jonathan Mondéjar

20.10.2021 11:57h Actualizado: 20.10.2021 11:57 h.

2 min

¡Precaución máxima! Uno de los problemas más remarcados del FC Barcelona es la línea defensiva. Es una de las asignaturas pendientes de los hombres de Ronald Koeman. El entrenador no tiene pareja de centrales fija, ya que sus constantes rotaciones no cesan. Gerard Piqué y Clement Lenglet pueden ser titulares ante el Dinamo de Kiev y no hay grandes esperanzas sobre su rendimiento.

Busquets y Piqué discutiendo después del primer gol del Atlético / Redes

Busquets y Piqué discutiendo después del primer gol del Atlético / Redes

Tanto uno como otro se conocen de hace años. Es más, han jugado muchos partidos juntos. Lo que ocurre es que no se terminan de entender bien juntos. Además, son centrales más bien lentos y con un perfil menos físico (como podría serlo Ronald Araújo, lesionado).

Su gran baza sería que funcionan muy bien por alto. Los balones aéreos son tarea que manejan a la perfección. Además, son mucho más fuertes que otros jugadores como Éric García, cuyo poderío físico brilla por su ausencia. Por lo tanto, cada pareja de centrales puede variar según el rival en cuestión. Hoy está el Dinamo de Kiev en Champions League.

¿Qué problemas pueden tener?

Básicamente de velocidad. Tanto Gerard Piqué como Clement Lenglet son jugadores lentos. Sobre todo en el repliegue. Si se tiene en cuenta que son hombres a los que les gusta subir a rematar faltas y saques de esquina, es un problema.

Sobre todo si el FC Barcelona y Ronald Koeman en particular se decide a jugar con una presión alta. Sería una estrategia que implicaría mucho esfuerzo atrás y mucha más comunicación con los centrocampistas. De ese modo, se podrían hacer más coberturas y ayudas defensivas.

Piqué y Lenglet, celebrando una acción ante el Valencia / EFE

Piqué y Lenglet, celebrando una acción ante el Valencia / EFE

En esa tarea entra el capitán del Barça, Sergio Busquets. El centrocampista suele pagar los platos rotos de la descoordinación defensiva de los de atrás. A veces le dejan vendido, ya que su recorrido es más bien corto. Es conocido que juega mejor con las líneas juntas sin ensanchar el campo a la hora de defender. En posesión de balón puede estirar más, ya que técnicamente es de lo mejorcito del equipo. Debe sentirse cómodo, algo que no ocurre últimamente.

Lenglet, el gran damnificado

El defensa francés no goza de minutos apenas. Hoy podría debutar esta temporada. Los demás zagueros están por delante de él y le ha tocado pagar los platos rotos de la actual situación del FC Barcelona. Es uno de los damnificados de las reuniones del presidente con el entrenador (además del rendimiento escaso de la última temporada).

Clement Lenglet entrenando con el Barça, durante la pretemporada / FC Barcelona

Clement Lenglet entrenando con el Barça, durante la pretemporada / FC Barcelona

Joan Laporta tiene claro que intentará colocar a Lenglet en la próxima ventana de fichajes. Al menos esa es la intención. Ya fue así en la del pasado agosto aunque no hubo suerte. Ningún equipo se mostró interesado en hacerse con los servicios del defensa culé. En el Barça hay mucha competencia.

 
Hoy destacamos