Universo Blaugrana

Una foto de Philippe Coutinho durante un el partido contra el Betis / FCB

Una foto de Philippe Coutinho durante un el partido contra el Betis / FCB

Los problemas del Barça para vender a Coutinho

La venta del brasileño supondría una pérdida importante de la inversión realizada después de que su precio de mercado haya caído en picado

Claudia Granja @c_granjafranch

22.03.2019 16:10h Actualizado: 22.03.2019 16:11 h.

2 min

El futuro de Philippe Coutinho es muy incierto. A tres meses de acabar la temporada, el brasileño no está en venta, pero es una opción a la que nadie se cierra en banda; ni el club, ni el jugador. Es una opción que ambas partes tienen sobre la mesa, aunque no es definitiva. 

Jugador y representantes del club se han reunido para intercambiar opiniones y puntos de vista en los que asumen que su adaptación y su nivel está por debajo de lo esperado, pero también coinciden en que es una situación retomable. Es una decisión que se tendrá que tomar tarde o temprano. La voluntad del club y del jugador es seguir, pero hay otros factores que podrían acelerar otro escenario que para el club catalán y para el jugador se entienden como un fracaso.

El precio

Coutinho ostenta una temporada y media después el cartel del jugador más caro de la historia. Su fichaje supuso un desembolso de 140 millones de euros más 20 en variables. Un total de 160 'kilos' que no se han amortizado deportivamente y que visto su rendimiento tampoco se recuperarían económicamente. 

Su precio en el mercado ha caído en picado. En el club saben que de buscar un comprador --pretendientes no le faltan-- nadie abonaría más de 100 millones por él. De hecho, 120 sería una verdadera oferta que pondría contra las cuerdas a más de uno para tomar decisiones. De salir este verano, la amortización del jugador sería de casi 50 millones por temporada --contando el tiempo como jugador azulgrana y la venta del futbolista-- un precio demasiado elevado si se compara con los planes de la entidad catalana. 

Una foto de Philippe Coutinho durante el partido contra el Olympique de Lyon / FCB

Una foto de Philippe Coutinho durante el partido contra el Olympique de Lyon / FCB

Su fichaje se contemplaba con una amortización de 28 millones de euros por temporada, es decir, que jugara, como mínimo, cinco temporadas en el Camp Nou. 

Las dudas deportivas

Hay muchos pros y también contras en su salida. En primer lugar, priman los fichajes prioritarios que tiene en agenda el Barça para este verano. Su salida permitiría al club ingresar alrededor de 100 millones de euros para abordar fichajes como el de Luka Jovic o Mattthijs De Ligt.  

Cou ha mantenido intacto su cartel de estrella mundial en la Premier, desde donde llegó al Barça, y encontrarle un destino no sería difícil. Una puja en la que entraría el Chelsea que, de desprenderse de Hazard, iría a por el carioca. Algo similar a lo que también busca el Manchester United. 

Coutinho lamenta una ocasión fallada con el FC Barcelona / EFE

Coutinho lamenta una ocasión fallada con el FC Barcelona / EFE

Desde su llegada nunca ha demostrado la regularidad que se esperaba de él. Un escenario que le coloca en la puerta de salida. A su favor, para quedarse en el Camp Nou, entran otros factores de peso. En primer lugar la apuesta económica que supuso para el club. Venderle sería asumir un fracaso deportivo y económico para una junta directiva que puso todos los medios para sacarle de Anfield. Además, de triunfar en otro club, se pondría en duda la adaptación que ha tenido en el Barça, hasta ahora casi nula para la demarcación que se le ha dado. 

¿Y el recambio?

Tampoco hay que olvidar que su salida supondría otra inversión fuera de agenda. ¿Qué jugador llegaría para suplir una baja tan inesperada? Un perfil que, precisamente, no es económico en un mercado inflacionado y que debería asumir la posición de interior/extremo. 

Dembelé solo tiene sitio en el tridente ofensivo y no hay en la plantilla ningún jugador con su perfil ofensivo y creador de juego. Jugador y club deberán decidirse en los próximos meses. No está en venta, pero tampoco es intransferible. 

 
Hoy destacamos