Universo Blaugrana

Gomez, Origi, Fabinho y Wijnaldum celebrando el pase a semifinales / EFE

Gomez, Origi, Fabinho y Wijnaldum celebrando el pase a semifinales / EFE

El punto débil del Liverpool que debe aprovechar el Barça

El club catalán puede aprovechar las debilidades de los ingleses para atacar el arco de Alisson

Oriol Quintana @urikingkat

18.04.2019 10:30h

2 min

El Liverpool afrontaba el partido contra el Oporto como un gran reto para firmar el pase a semifinales (1-4). Los de Jurgen Klopp supieron sufrir en los primeros compases del encuentro para aprovechar posteriormente los espacios que dejaban atrás los portugueses. Sadio Mané en el minuto 26 dejaba sellado el pase de eliminatoria.

El equipo inglés tiene un estilo claro y definido. Sabe sufrir detrás y salir a la contra con la velocidad de sus tres puntas ofensivas. Un estilo muy diferente al que se ve en Can Barça. En las próximas semanas se verá un choque de maneras de hacer muy distintas que puede dejar grandes duelos. El Liverpool, un equipo que parece muy sólido, muestra alguna debilidad en sus líneas.

Un centro del campo roto

Los de Anfield son un claro ejemplo del todo o nada. Klopp apuesta por centrocampistas de largo recorrido, sacrificio y poco toque como popularmente se conoce en Inglaterra como box-to-box (de área a área). Este miércoles salían de inicio con el tridente Fabinho, Milner y Wijnaldum. Los dos primeros han actuado en numerosas ocasiones como laterales.

En el banquillo esperaba Jordan Henderson y Nabil Keita, dos jugadores contundentes, acostumbrados a pisar área y no a controlar los partidos. La principal misión de esta línea en los ingleses es aguantar bien en defensa y lanzar balón de calidad a los tres puntas: Firmino, Mané y Salah.

Milner y Marega disputando un balón áreo en el Oporto - Liverpool / EFE

Milner y Marega disputando un balón áreo en el Oporto - Liverpool / EFE

No es que Jurgen Klopp quiera jugar de una manera diferente sino que es el centro del campo que más le conviene a su juego. Este verano llegaron Keita -60 millones del Red Bull Leipzig- y Fabinho por 50 kilos del Mónaco. Dos jugadores de corte defensivo y más destructivos que organizadores de juego.

El Barça si sabe imponer su estilo rápido entre líneas puede encontrar grandes facilidades para llegar al área de Alisson. Muchas veces dejan espacios entre media y defensa cuando repliegan y allí Leo Messi puede ser crucial, como ya demostró contra el Manchester United en el Camp Nou.

Una defensa que llega muy justa

La defensa del Liverpool también puede jugar a favor de los blaugranas. Los laterales Robertson y Alexander-Arnold son fijos junto a Virgil Van Dijk, uno de los mejores centrales del mundo. En Oporto jugó Joel Matip sustituyendo a Dejan Lovren, baja por enfermedad.

Joel Matip disputando un balón con Otavio / EFE

Joel Matip disputando un balón con Otavio / EFE

Tanto Matip como Lovren son dos piezas muy seguras por arriba pero muy lentas cuando el balón corre por abajo. En este apartado, la velocidad de Messi, Suárez y Dembelé pueden poner en apuros a Liverpool. En la salida de balón también tienen bastantes fallos y una buena presión forzaría errores.

Si el Barça juega con velocidad y precisión, la defensa y la media del Liverpool puede verse desbordada. La rapidez de la línea ofensiva no se comparte con el resto del equipo. Eso sí, cuando tienen espacios por delante, es uno de los equipos más peligrosos del mundo.

 

Hoy destacamos