Universo Blaugrana

Una foto de Neymar Jr. durante un partido con el PSG / EFE

Una foto de Neymar Jr. durante un partido con el PSG / EFE

¿Qué gana el PSG con la venta de Neymar?

El club parisino es el más beneficiado, se quita de encima un jugador problemático y reforzaría todas las líneas del campo

Redacción Culemanía @culemanias

29.08.2019 12:07h

3 min

Neymar Jr. quiere salir, a toda costa, del PSG. Su destino, cada vez más cerca, es de nuevo el Camp Nou. Pero a qué precio. La situación empieza a enfadar al barcelonismo y preocupa, y mucho, a nivel económico. El traspaso es tan complejo que amenaza con la viabilidad económica del club en los próximos años. La afición y la directiva están divididos, mientras que en el vestuario reina una sola opinión. Solo los jugadores avalan su llegada por completo, mientras que las diferencias en la junta son evidentes. 

La masa social culé también es otro de los problemas del club, totalmente dividida especialmente tras la irrupción de la cantera ante el Betis, pero la operación sigue su rumbo y parece que podría llegar a buen puerto si finalmente se incluye a otro jugador en el traspaso. La reunión entre los dirigentes del Barça desplazados a París este miércoles --Javier Bordas, Òscar Grau y Eric Abidal-- para reunirse con Nasser Al-Khelaïfi y Leonardo, director deportivo del club francés, acercó posturas, pero no cerró la operación de forma definitiva. De la oferta realizada este miércoles, con Dembelé, Rakitic y algo más de 120 millones de euros, ahora el PSG también quiere a Todibo. Un chollo de mercado al que parece que el Barça cederá, sorprendentemente.

Tres jugadores, un montante elevadísimo, y Neymar fuera del Parque de los Príncipes, donde la afición y la directiva tampoco quieren verle. A falta de ver qué aportará Neymar al Barça si finalmente llega, el principal beneficiado de la operación es el PSG. Dos años después de la incorporación del carioca se deshace de un jugador que, como Dembelé de azulgrana, no ha cumplido con las expectativas en París. La Champions no ha llegado a la capital francesa, ha estado largos períodos lesionado y, para más inri, ha coqueteado siempre con otros clubs mostrando una deslealtad propia de un mercenario al PSG.

La inversión, casi recuperada

Otro de los aspctos, y el más importante para el presidente del club francés, es el aspecto económico. Si la entidad azulgrana finalmente accede a las exigencias del PSG, el club francés rentabilizaría la inversión de 222 millones de euros casi de un solo golpe. El pago, que rondaría los 120-130 millones de euros, dejaría una diferencia de 90 millones de euros del pago que efectuó el PSG hace dos veranos. De estos, el club parisino tiene amortizados casi 90 'kilos' y la inclusión de Rakitic y Tobido como traspasados, con un valor de mercado de 40 y un millón de euros, respectivamente, no solo recuperaría la inversión, si no que ganaría dinero.

Neymar en un partido con el PSG / EFE

Neymar en un partido con el PSG / EFE

A efectos económicos es una jugada perfecta. Además, el PSG eliminaría de sus gastos la ficha de Neymar que supera los 30 millones de euros. El sueldo del mejor pagado de la plantilla serviriía para sufragar el sueldo de tres jugadores. 

Las opciones de Tuchel

A nivel deportivo también convence. Una salida por tres llegadas en tres líneas distintas del campo. Rakitic como jugador consagrado para acompañar a Verratti --que falta le hace a Tuchel-- y Dembelé como recambio de Neymar. Misma posición y una proyección envidiable. La guinda sería Todibo, una de las promesas del fútbol europeo que no cuenta con minutos en el Camp Nou.

Y lejos de los aspectos puramente económicos y deportivos, existe otro que escuece todavía más en el barcelonismo: la submisión del club catalán al clan de los Neymar, y para colmo, ante el PSG, un club con el que las relaciones no son buenas. Gran parte de la afición no le ha perdonado la traición y al daño moral por su polémica marcha en 2017, aunque Dembelé no haya cumplido con las expectativas. Y a su regreso, que muchos consideran una falta de respeto a los valores del club, se suma el peligro que supone la operación para el futuro del club.

Desde julio, el Barça ha imputado gastos por valor de 255 millones de euros en los fichajes de Griezmann (120), De Jong (75), Neto (26), Junior Firpo (18), Emerson (12) y Cucurella (4). En cambio, solamente ha ingresado 54,5 millones con Malcom (40), la cesión de Coutinho (8,5) y un pago del Betis por Emerson cifrado en seis millones más. Si Neymar llega, a precio de 130 millones de euros, el diagnóstico contable del club sería aproximadamente de -320 millones. Los fichajes efectuados y los 120 millones por Neymar. Números rojos preocupantes que habría que maquillar antes del cierre de este ejercicio --junio de 2020-- con ventas muy sonadas

 
Hoy destacamos