Universo Blaugrana

Los jugadores del Barça, celebrando la victoria contra el Sevilla | FCB

Los jugadores del Barça, celebrando la victoria contra el Sevilla | FCB

La quinta prórroga del Barça se cuela en la historia

El conjunto blaugrana ha necesitado del tiempo extra en tres de las cuatro rondas para llegar a la final de la Copa del Rey

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

04.03.2021 00:52h Actualizado: 04.03.2021 00:53 h.

1 min

Si por algo está destacando el Barça de Koeman esta temporada, es por sus remontadas. Los culés están demostrando compromiso, ambición y hambre, especialmente en los finales igualados. Y este curso, la fortuna y la épica sí se está alineando con ellos. Un perfecto ejemplo es la remontada contra el Sevilla. Piqué forzó in extremis el tiempo extra, y Braithwaite sentenció a los de Nervión. Todo, después de que Ter Stegen atajase un penalti decisivo

En una temporada marcada por un exigente calendario, el cuadro blaugrana ha tenido que disputar hasta cinco prórrogas en lo que llevamos de curso. Una auténtica locura y un problema para la carga física de una plantilla que acusa las lesiones.

Los jugadores del Barça, celebrando el gol in extremis de Piqué contra el Sevilla | EFE

Los jugadores del Barça, celebrando el gol in extremis de Piqué contra el Sevilla | EFE

Las dos primeras prórrogas del año fueron en la Supercopa de España, en la que tuvieron que agotar los 120 minutos tanto en la semifinal contra la Real Sociedad, que se decidió en la tanda de penaltis, como en la final ante el Athletic Club que se acabaron llevando los leones gracias a un gol de Williams en el tiempo extra.

No obstante, sobre todo ha sido en la Copa del Rey donde el Barcelona ha aprendido a sufrir hasta el final. En tres de las cuatro rondas, los culés han necesitado el tiempo extra para superar las eliminatorias. En dieciseisavos de final, el Cornellà plantó cara al equipo de Koeman, que se vio obligado a jugar una prórroga gracias al portero Ramón Juan, que paró dos penaltis. Posteriormente, en octavos ante el Rayo fue el único choque que el conjunto blaugrana pudo decidir por la vía rápida. 

Después llegó Granada. Una eliminatoria que se decidió en la prórroga después de una remontada colosal del Barça. Y finalmente, la quinta llegó este martes en el triunfo contra el Sevilla. Pese a la evidente exigencia física, hay que destacar que en la mayoría de enfrentamientos la fortuna ha sonreído al FC Barcelona. Y así, el esfuerzo siempre es mucho más gratificante. 

 
Hoy destacamos