Universo Blaugrana

Rafinha durante un partido de pretemporada con el Barça / EFE

Rafinha durante un partido de pretemporada con el Barça / EFE

Rafinha, una pieza clave en el clan brasileño del Barça

El centrocampista adopta un papel integrador

Xavi Falgueras

12.10.2018 21:55h Actualizado: 13.10.2018 09:57 h.

3 min

Tras estar cedido en el Inter de Milan durante media campaña, Rafinha volvió al Barça el pasado verano. Su situación en el club no estaba clara, pero ante la falta de ofertas se quedó en busca de una oportunidad.

Por ahora, el papel del brasileño ha sido simbólico. Jugó media parte en la Supercopa de España disputada el pasado agosto, pero a partir de ahí sus números prácticamente se han estancado. En Liga, Rafinha dispuso de 57 minutos en la visita del equipo a Anoeta y dos contra el Valencia. En competición europea, disfrutó de siete minutos sobre el césped en el enfrentamiento contra el Tottenham.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Resenha é resenha 🇧🇷

Una publicación compartida de Rafinha Alcantara (@rafinhaaa93) el

El centrocampista sigue trabajando para convencer a Ernesto Valverde, aunque las prioridades del técnico no le incluyan. A pesar de ello, su trabajo es incontestable desde la pretemporada, cosa que alabó el propio Txingurri, y su actitud dentro de la plantilla no ha generado ningún malestar. Al contrario, siempre desprende alegría y buen humor. 

Modo Brasil

Si bien no dispone de demasiadas oportunidades sobre el terreno de juego, su figura ha sido muy importante en cuanto a la integración de sus compatriotas. Con años de experiencia en el primer equipo del Barça y en el fútbol español, Rafinha ha sido clave para que los brasileños recién llegados al equipo contaran con un buen guía.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

In London #championsleagueisback

Una publicación compartida de Rafinha Alcantara (@rafinhaaa93) el

Es habitual ver al hermano de Thiago acompañando a alguno de sus compatriotas, ya que además de su pasión por el fútbol también comparten gustos. En la presente temporada ha sido un buen apoyo para los recién llegados Arthur y Malcom. El primero ha demostrado haberse integrado bien a la dinámica del equipo y el ex del Girondis aguarda su momento mostrando una actitud paciente y correcta.

Menos samba y más trabajo

A ellos se les suman Coutinho y Nélson Semedo, al que compartir el idioma portugués le ha hecho ser más cercano a este grupo. De hecho también es habitual verles juntos lejos de los campos de entrenamiento, donde disfrutan de actividades ajenas al fútbol en su vida social.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Jantar em família 🇧🇷🤜🏾

Una publicación compartida de Rafinha Alcantara (@rafinhaaa93) el

Este tipo de clanes puede generar problemas en ocasiones, pero en el caso de los brasileños del Barça no se ha visto ninguna intención de rebeldía o de hacerse con el vestuario, sino todo lo contrario. El contar con la experiencia de Rafinha a su lado ha servido para una mejor acogida a los nuevos, teniendo muy claro que Leo Messi lleva la voz cantante en el vestuario y que se deben integrar desde el trabajo, alejándose del modelo de brasileño sambero, más cercano a la fiesta y la noche, como lo representaron en su día Romario, Ronaldinho o Neymar

Papel clave con Arthur

Rafinha es una pieza importante para ayudar en la integración, especialmente, de dos jugadores claves en el nuevo Barça: Arthur y Coutinho. Con el ex de Gremio ha hecho muy buenas migas desde pretemporada.

Mientras tanto, el menor de los Alcántara compagina su rol de cicerone con la búsqueda de un rol en el equipo. Por ahora, aguarda su momento siendo consciente de que tiene a varios jugadores por delante. Aunque su nombre no aparezca como el más prescindible, no sería descartable una nueva salida en el mercado de invierno. Rafinha siempre ha sido muy claro a este respecto: quiere jugar. Porque cuando más feliz se siente, es sobre el terreno de juego. 

 
Hoy destacamos