Universo Blaugrana

Una foto de Rafinha durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Rafinha durante un entrenamiento del Barça / FCB

Rafinha, el último argumento del Barça para cuadrar caja

El centrocampista recibió el alta médica este martes y es una de los jugadores descartados para hacer caja antes de julio

Claudia Granja @c_granjafranch

18.06.2019 16:40h

1 min

Rafinha Alcántara está de vuelta, pero difícilmente lo hará vestido de azulgrana la próxima temporada. El centrocampista recibió el alta médica este martes tras lesionarse el invierno pasado y tras ocho meses de rehabilitación ya tiene el visto bueno de los servicios médicos de la entidad catalana. 

No volverá hasta pasadas las vacaciones, pero su salida del club que le ha visto crecer --y le ha cedido en distintas ocasiones-- parece inminente. Rafinha es uno de los descartados por la dirección deportiva para formar parte del proyecto de la temporada que viene. Una idea que no gusta al jugador, pero que asume y entiende. Quiere jugar y sabe que en el Camp Nou será difícil.

Con un descuadre en las cuentas del club de casi 70 millones de euros, el Barça baraja distintas opciones en el mercado para poder vender antes del 30 de junio y no cerrar el año en negativo. Son varios jugadores los que están decididos a salir y hay ofertas muy atractivas que han acelerado las salidas. 

Mientras Denis Suárez está cerca del Valencia, así como también Cillessen --quien todo apunta que se intercambiará por Neto-- Rafinha también es otro de los que están en la órbita del club valenciano. 

Negociaciones

Este lunes el director deportivo del conjunto ché, Mateu Alemany, estuvo en la capital catalana donde se vio con otros dirigentes azulgranas para poner sobre la mesa distintas propuestas económicas por diferentes jugadores. Entre ellos, estaba el nombre de Rafinha. 

Una foto de Rafinha durante un partido del Barça / EFE

Una foto de Rafinha durante un partido del Barça / EFE

Mientras Denis parece que está hecho, el traspaso de Rafinha debe concretarse y pulir los últimos flecos, pero es sin duda una de las bazas que juega el club catalán para cuadrar las cuentas antes de que empiece julio. No se quiere malvender a un jugador que cuenta con otros pretendientes en Europa, pero la necesidad aviva y acelera las negociaciones. 

Su venta supondría un ingreso de alrededor de 20 millones de euros que, junto a André Gomes, Denis Suárez y Cillessen supondrían un capital suficiente para liquidar los números rojos. 

 

Hoy destacamos