Universo Blaugrana

Rakitic celebra con Jordi Alba y Messi un gol del Barça / EFE

Rakitic celebra con Jordi Alba y Messi un gol del Barça / EFE

Rakitic calla bocas tras su semana más complicada en el Barça

El croata reivindicó su puesto en el equipo

04.10.2018 18:27h

2 min

Durante el pasado mercado de fichajes veraniego, el nombre de Ivan Rakitic sonó como posible salida del Campo Nou. Una importante oferta del PSG hizo replantear a Josep María Bartomeu y a su directiva si el croata, que venía de realizar un excelente Mundial, era uno de los hombres a retener.

Ernesto Valverde tuvo palabras conciliadoras para un jugador que, tras pensarlo también, decidió seguir en el Barça porque según sus palabras “es lo más grande”.

El compromiso de Ivan Rakitic con el equipo azulgrana es indudable, pero cuando las cosas no han salido bien a sido de los más señalados por la afición. Pese a un comportamiento ejemplar, el croata necesitaba dar un paso al frente y mostrar de una vez la importancia que tiene su juego en el esquema de entrenador.

Parte de la historia

Tras cosechar una serie de resultados negativos en liga, el partido contra el Tottenham en Wembley se presentaba como una prueba de fuego tanto para el técnico como para los jugadores. Ivan Rakitic expresaba en la rueda de prensa previa al encuentro que el equipo estaba preparado para el partido y que no veían la hora de salir a jugar.

Una foto de Ivan Rakitic durante el partido frente al Athletic Club / EFE

Una foto de Ivan Rakitic durante el partido frente al Athletic Club / EFE

Por lo visto sobre el césped de Wembley, el croata decía la verdad. El Barça mostró su mejor versión en lo que se lleva de temporada y en ella Ivan Rakitic tuvo un papel protagonista. El ex del Sevilla partió de inicio junto a Busquets y, la sorpresa, Arthur en la medular. Los tres cumplieron con su trabajo a la perfección y redujeron la velocidad y los contraataques del Tottenham de manera soberana.

Además, el futbolista croata se alzó con el protagonismo en el minuto 28 de partido, cuando tras un exquisito remate desde fuera del área hacía subir el 0-2 al marcador. Este tanto se convertía el el número 600 del Barça en la Champiosn League, por le que el significado era doblemente especial.

Sólo Barça

Tras unas semanas complicadas para el equipo en general y para él en particular, Rakitic volvió a demostrar que sólo piensa en azulgrana. Potenciado por los malos resultados en liga, el nombre del jugador croata volvió a ponerse en entredicho. Mientras unos hablaban de la necesidad de reforzar el centro del campo o de encontrar la pieza que faltaba para conseguir el equilibrio, otros señalaban a Rakitic y cuestionaban si sus aportaciones al equipo eran las correctas.

Rakitic celebra con Luis Suárez y Messi un gol del BArça / EFE

Rakitic celebra con Luis Suárez y Messi un gol del Barça / EFE

El partido del pasado miércoles en Wembley fue una reivindicación global del Barça, pero en la que Ivan Rakitic también vio mejorada su imagen. Tras su llegada en la campaña 2014/2015, el croata se ha ido ganando el puesto de titular a base de trabajo y esfuerzo, aunque esto no ha hecho que alcanzara el estatus de crack para la directiva.

El haber aceptado su papel y su buen entendimiento con el resto de sus compañeros ha hecho de Rakitic un fijo en las alineaciones de los técnicos azulgrana, tanto de un Luis Enrique que abaló su llegada como de un Ernesto Valverde que fue el primero en mostrarse conforme a su continuidad.

Por ahora, y tras su actuación en Londres, el croata se mantiene como uno de los fijos del Barça y espera convencer a Josep María Bartomeu que las ofertas que lleguen por él deben desestimarse.

 

Hoy destacamos