Universo Blaugrana

Una foto de Ivan Rakitic y Ousmane Dembelé celebrando un gol con el Barça / Twitter

Una foto de Ivan Rakitic y Ousmane Dembelé celebrando un gol con el Barça / Twitter

Rakitic y Dembelé venderán muy cara su piel

Ambos jugadores se niegan a entrar en la operación Neymar y podrían dinamitar la operación a falta de cinco días para el cierre del mercado

Claudia Granja @c_granjafranch

29.08.2019 13:29h

2 min

Ivan Rakitic y Ousmane Dembelé son, irremediablemente, protagonistas paralelos de la operación regreso de Neymar Jr. El FC Barcelona entiende que para que el traspaso de produzca debe dar salida a distintos jugadores por diversas razones. La primera, y más importante, para reducir el coste de la inversión económica a los 120 o 130 millones de euros respecto a los 200 que pide el PSG.

Un factor inexorable que el club francés no entiende, pero que responde a la realidad económica del club catalán que aun así, pondría en jaque la economía futura del club. En segundo lugar, la inclusión de distintos jugadores permitiría al club asumir la ficha del carioca.

La masa salarial está por las nubes y eliminar los elevados sueldos de Dembelé y Rakitic, facilitaría al club asumir la ficha de Neymar que rondaría los más de 20 millones de euros anuales. Una condición sine qua non que se suma a otros dos escenarios: Rakitic no cuenta en la planificación deportiva de esta temporada y Dembelé no ha cumplido con las expectativas depositadas en él.

Negados

Con este escenario sobre la mesa y con el Barça meditando la operación --en la que ahora el PSG también pide a Todibo-- los dos jugadores implicados no están por la labor de abandonar el Camp Nou. El croata lleva protagonizando culebrones desde hace dos veranos, pero siempre ha defendido su deseo públicamente. Quiere seguir de azulgrana. Se siente a gusto en la capital catalana, en el vestuario y en el estilo de juego. Y pese a las presiones del club, y el mensaje del staff técnico tras dos suplencias consecutivas, Rakitic mantiene su discurso. Incluso y según informó Le Parisien, el croata se continúa mostrando reticente a cambiar de aires pese a recibir distintas presiones procedentes de París. 

Una presiones que también habría recibido Dembelé para dar el sí definitivo y que en las que habría tomado partida Thomas Tuchel, técnico del conjunto francés. El entrenador alemán ya ha intentado convencer al extremo para recalar en el Parque de los Príncipes donde la ha prometido protagonismo y un estilo de juego favorable a sus condiciones físicas. Pero incluso con esas, Dembelé continúa tensando la cuerda. Su representante mantiene el no rotundo --pese a que viajó a París estos días-- y ambos jugadores parecen negados a facilitar la operación. Incluso Valverde y Abidal han hablado con le jugador para hacerle entender que salir cedido un año puede ser beneficioso para su carrera deportiva y que en el Camp Nou tener minutos será difícil.

De momento ambos mantienen su negativa. Ahora, es trabajo del Barça y del PSG de convencer a los dos jugadores. 

 
Hoy destacamos