Universo Blaugrana

Leo Messi se queja de un codazo recibido en la cara por parte de Nyom en el Getafe-Barça / EFE

Leo Messi se queja de un codazo recibido en la cara por parte de Nyom en el Getafe-Barça / EFE

El rayo de luz en una noche oscura del Barça en Getafe

La derrota del conjunto azulgrana en Madrid también contó con datos que invitan al optimismo

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

18.10.2020 10:51h

2 min

El Barça de Koeman cayó en la trampa del Getafe, y desperdició una oportunidad de oro para llegar por delante del Real Madrid al clásico. Sin duda, la permisividad del arbitraje ayudó a los azulones en su anti-fútbol. Entradas temerarias, pérdidas de tiempo y provocaciones sacaron al conjunto azulgrana del choque. 

Sin embargo, tampoco puede servir como excusa. Sobre todo en la segunda mitad, se vio a un equipo exhausto y sin ideas, ante el asfixiante planteamiento defensivo de Bordalás. Las grandes estrellas no aparecieron, jugadores como Dembelé o Griezmann no estuvieron a la altura en la que debería haber sido su noche grande; como tampoco surgió de líder un Leo Messi desaparecido

Pedri, en una acción del Getafe-Barça | EFE

Pedri, en una acción del Getafe-Barça | EFE

Pocas noticias positivas se pueden sacar de la derrota del FC Barcelona en el Coliseum Alfonso Pérez. Aunque hay una que es evidente: la actuación de Pedri. El canario, titular por primera vez con el cuadro culé, demostró que tiene nivel de sobra para triunfar en el Camp Nou y que la categoría no le queda para nada grande. Con solo 17 años, se atrevió a dirigir la ofensiva azulgrana con un acierto inconcebible. 

Los increíbles números de Pedri

Koeman se atrevió a darle a Pedri la responsabilidad de ocupar la mediapunta, una posición determinante en su esquema. Y no le defraudó. Fue el futbolista más destacado del cuadro catalán en una noche aciaga. En todas las acciones que fue probando demostró criterio, verticalidad y peligro, lo que lleva su ADN.

Especialmente eminente fue su primera mitad, donde la conexión con Leo Messi puso de relieve que está pidiendo paso a gritos. Suya fue la maravillosa asistencia que dejó solo a Griezmann contra David Soria, y que el francés desaprovechó. En la segunda mitad, fue uno de los sacrificados para buscar la remontada, pero nunca el equipo estuvo mejor que con él sobre el terreno de juego. 

Y la realidad es que sus números contra el Getafe asustan. Nadie diría que tiene solo 17 años y es su primera temporada en Can Barça. Esta hecho para triunfar en el Camp Nou. En los 62 minutos que jugó, completó 29 pases con un 94% de acierto, y participó en 41 acciones, más que ningún otro futbolista. Fue el responsable de la mejor ocasión azulgrana y aprovechó la oportunidad que le dio Koeman en un choque clave. El futuro del Barça debe pasar por sus botas. 

 
Hoy destacamos