Universo Blaugrana

El entrenador del FC Barcelona, Ernesto Valverde / EFE

El entrenador del FC Barcelona, Ernesto Valverde / EFE

Las redes sociales arden contra Valverde

Las cítricas al técnico azulgrana cobran protagonismo

29.11.2018 16:42h

2 min

El Barça gana, pero el planteamiento de Ernesto Valverde no gusta. Esto es lo que reflejaron varios usuarios en las redes sociales durante la disputa del partido que enfrentó a los azulgranas contra el PSV (1-2). El Barça se aseguró el primer puesto del grupo gracias a un par de maravillas de Messi y poco más. Durante varios instantes, los de Valverde se vieron un tanto perdidos y vulnerables ante los contraataques del conjunto holandés.

Esto es algo que ya empieza a escocer entre la afición culé, a la que no se contenta sólo con ganar. El Barça debe jugar bien. Ese estilo tan característico e inimitable que llevó al equipo azulgrana​ a ser el mejor del mundo se va perdiendo y son muy pocos los partidos en los que se le reconoce. Como no, el punto de mira está fijado en Valverde, encargado de elaborar y decidir las tácticas de cada encuentro.

Barça desconocido

Esta temporada al Barça le está costando encontrar su estilo. A salvo de partidos como los del Tottenham en Wembley o contra el Inter y el Real Madrid en el Camp Nou, los de Valverde no han escenificado saber a que y como quieren jugar. Esto ha llevado a que el Txingurri sea criticado, sobre todo por como plantea los partidos.

Su 4-3-3 no acaba de convencer y muchos aficionados culés ven en el un mero mecanismo de mantener la posesión, pero sin generar peligro. Lo que Pep Guardiola fabricó en el Camp Nou está lejos de volver a producirse, pero para la afición azulgrana el camino que ha tomado Valverde para intentar mantener la esencia no es el correcto.

Actitud hostil

No será ni la primera vez ni la última en que Valverde se encuentre con un cuestionamiento hacia sus planteamientos, pero esta temporada está siendo más dura en este aspecto. Si bien la temporada pasada no es que convenciera al cien por cien, el equipo mostraba ideas claras y capacidad de reacción, algo que en el presente curso está algo desaparecido.

Desde la derrota contra el Betis en el Camp Nou, la actitud de Ernesto Valverde ante preguntas con carga crítica está siendo algo hostil. El técnico azulgrana se presenta a la defensiva con cada cuestión que afecta a sus ideas y lejos de dialogar lo zanja asumiendo que eso es problema suyo.

Por contra, la parte interna está de lo más satisfecha con el trabajo del entrenador extremeño. Los jugadores han demostrado estar a todas con él y no hay ninguno que haya expresado una palabra en su contra. Este es un de lo puntos más favorables para Ernesto Valverde, contar con el apoyo de sus jugadores. Sin embargo, y pese a que se gane, la presión va cada día a más y la afición empieza a estar cansada de ver como el Barça no intenta jugar como el Barça.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.