Universo Blaugrana

Una foto de Dembelé durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Dembelé durante un entrenamiento del Barça / FCB

Los problemas de Dembelé inquietan al Barça

El extremo francés vuelve a estar lesionado y dispara todas las alarmas

Oriol Quintana @urikingkat

29.09.2019 11:27h Actualizado: 29.09.2019 11:29 h.

2 min

El Barça está tocado en la delantera. El juego del equipo fuera de casa no convence y eso tiene una causa clarísima. Las piezas ofensivas no brillan como es debido. Leo Messi está lesionado, Luis Suárez y Griezmann están fuera de forma y Ousmane Dembelé no termina de coger el ritmo adecuado.

La única buena noticia del conjunto catalán es la aparición de Ansu Fati y Carles Pérez. El juvenil no estuvo disponible para el partido del Getafe, pues tiene molestias en la rodilla. Aunque era una situación ideal para el Mosquito de demostrar que tiene un sitio en este equipo, fue baja de última hora por molestias en el muslo. El club informó que era solo "una sobrecarga".

Dudas

Ousmane Dembelé no consigue coger ritmo. Solo ha disputado un partido desde el inicio de curso dejando más dudas que certezas. Salió de titular contra el Athletic Club y tuvo la segunda parte contra el Villarreal. En los despachos del Camp Nou se empieza a perder la paciencia con el francés. Este sábado fue baja por molestias en el muslo de la pierna izquierda.

Una foto de Ousmane Dembelé durante un entrenamiento del Barça / FCB - Miguel Ruiz

Una foto de Ousmane Dembelé durante un entrenamiento del Barça / FCB - Miguel Ruiz

Parecía que el curso pasado aprendió la lección y cambió sus hábitos para rendir mejor pero no hay mejoras. En verano estuvo sonando para entrar en la operación Neymar pero finalmente no se llegó a un acuerdo. Solo tiene 22 años y es un diamante en bruto. O cambia o su futuro pasa lejos del Camp Nou. La competencia que tiene no es poca.

Sus episodios de indisciplina como irse a principios de temporada a Francia sin pedir permiso contrastan con la profesionalidad de los canteranos, que han entrado muy bien en el equipo. Si quiere brillar en el Camp Nou, el galo debe mostrar desde ya que es un jugador aprovechable para el Barça.

Ousmane Dembelé en un partido con el Barça / EFE

Ousmane Dembelé en un partido con el Barça / EFE

Ya en el pasado, los pesos pesados del equipo -Piqué y Busquets, entre otros- le recomendaron que cambiara de actitud. Aunque ha hecho evoluciones no son suficientes. Se espera mucho más de él. Se le va terminando el crédito y tiene que empezar a rendir con continuidad, no solo chispazos de su indiscutible calidad.

Novena lesión en dos temporadas

El talentoso extremo no sale de una lesión que ya está en otra. Llegó en 2017 como sustituto de Neymar y apenas pudo mostrar su potencial que ya tuvo problemas físicos. En septiembre se lesionó los isquiotibiales y fue baja hasta principios de enero de 2018, de la cual recayó al pasar una semana. También se hizo un esguince en el tobillo.

La temporada pasa tampoco tuvo suerte. Parecía que era su curso con un Coutinho muy tocado de confianza, pero no. Empezó muy bien marcando goles importantes y siendo clave. En enero empezaron los problemas. Un esguince en el tobillo y hasta dos lesiones de isquiotibiales. La última lo dejó sin semifinales de Champions League.

Dembelé tras la lesión en Balaídos / EFE

Dembelé tras la lesión en Balaídos / EFE

Los problemas en el muslo no desaparecen. Este inicio de curso ha estado 34 días de baja por molestias. Regresó contra el Villarreal jugado 45 minutos, pero terminó el encuentro con otras problemas. Se confirmaron el sábado: baja para el Getafe y duda para Inter de Milán.

 
Hoy destacamos