Universo Blaugrana

Messi, junto a Ter Stegen | EFE

Messi, junto a Ter Stegen | EFE

Las renovaciones prioritarias del Barça de Bartomeu

El conjunto azulgrana sigue trabajando para extender el contrato de algunos pesos pesados del vestuario

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

07.06.2020 09:48h

3 min

Las pérdidas económicas provocadas por el coronavirus comportarán un cambio importante en el mundo del fútbol. Sin presupuesto para grandes fichajes, la única manera de reforzar al equipo será a través de cedidos y con canteranos. Por eso, en el Barça ya trabajan para planificar la plantilla del curso que viene teniendo en cuenta todavía más a estos futbolistas. 

Asegurar el futuro deportivo es clave. Y antes esta incógnita de cuándo se podrá volver a fichar con normalidad, también será determinante asegurar los contratos de algunos de los pesos pesados del vestuario. La plantilla actual culé tiene una duración contractual como máximo de hasta 2024, con muchos jugadores que su situación es todavía una incógnita. 

Messi, Arturo Vidal, Luis Suárez e Ivan Rakitic celebran un gol en el Camp Nou / EFE

Messi, Arturo Vidal, Luis Suárez e Ivan Rakitic celebran un gol en el Camp Nou / EFE

No es el caso por ejemplo, de Arda Turan. El turco está sentenciado. Quedará libre este 30 de junio, para la tranquilidad de la cúpula culé. También está decidido el futuro de Arturo Vidal y Rakitic. Los centrocampistas acaban contrato el verano de 2021, y la idea es que sean traspasados este verano para poder sacar alguna cantidad por ellos. También acaba su vinculación la temporada que viene Luis Suárez, pero como él mismo aseguró, si disputa el 60% de los encuentros renovará automáticamente

Las renovaciones prioritarias

El foco del plan renovación que tiene sobre la mesa el Barça tiene como prioridades a cuatro futbolistas: Leo Messi, Ter Stegen, Semedo y Ansu Fati. Las conversaciones con el capitán azulgrana ya han empezado. Su deseo es golpar las botas jugando en el Camp Nou, lo que facilitará la negociación. Eso sí, la exigencia de Leo es poder contar con un equipo competitivo en sus últimos años de carrera, para poder levantar de nuevo la Champions. En eso trabaja Josep María Bartomeu, pero su renovación esta cada vez más encarrilada. 

Messi y Ter Stegen celebrando una victoria en Champions / EFE

Messi y Ter Stegen celebrando una victoria en Champions / EFE

Igual que también sigue por buen camino la extensión de Ter Stegen. El guardameta sigue cómodo en Barcelona junto a su pareja. No se plantea salir. Eso sí, de momento la firma no se ha producido por reticencias económicas entre el club y el jugador. El guardameta alemán, pieza fundamental de la columna vertebral del equipo, exige estar en el tercer escalafón salarial, junto a los demás pesos pesados. En cambio, el FC Barcelona solo está por la labor, de momento, de proponerle un aumento de salario gradual con el paso de los años. Una negociación que acabará llegando a buen puerto. 

Ansu Fati en un partido con el Barça / EFE

Ansu Fati en un partido con el Barça / EFE

En cambio, no tiene el futuro asegurado en la entidad azulgrana Nelson Semedo. El portugués acaba contrato en 2022, pero se está convirtiendo en uno de los grandes activos en este mercado para salir traspasado. En caso de que finalmente no se concrete ningún movimiento, se volverá a hablar de su renovación, que ahora mismo está parada. Y finalmente está el caso de Ansu Fati. Una vez vuelva a ser protagonista con el primer equipo, el club le garantizó al joven extremo una revisión para extenderle su compromiso tres años más y, sobre todo, elevar el precio de salida hasta los 400 millones. Los 170 actuales son una tentación para muchos clubs. 

El futuro de otros cracks

Más incertidumbre hay con los otros cracks del vestuario. Dembelé, Piqué y Sergi Roberto todavía no han recibido noticias de su extensión de contrato, que acaba en 2022 también. Mientras que en 2023, llegará el turno de Umtiti y Neto, que podrían no estar ya que interesa que formen parte de un traspaso. También aparecen en esta lista Lenglet, el único con la etiqueta de intransferible en la defensa, y un Busquets que pactó una prórroga también por los partidos jugados en su último año, y que tiene la intención de retirarse en el Barça.

Una foto de Gerard Piqué y Sergio Busquets atónitos ante la remontada del Liverpool / EFE

Una foto de Gerard Piqué y Sergio Busquets atónitos ante la remontada del Liverpool / EFE

Menos urgente son los casos de los futbolistas que finalizan su relación contractual en 2024Alba, Junior, De Jong, Arthur, Griezmann y Braithwaite pueden estar tranquilos, ya que todavía tienen varios años de contrato y no se plantea todavía negociar con ellos una renovación. 

Finalmente, más compleja es la situación de los cedidos. El club culé cuenta con una bolsa de cedidos con los que, en principio, no cuenta: Oriol Busquets, Cucurella, Rafinha y Miranda, todos ellos con contrato hasta 2021. Por su parte, Aleñá y Coutinho, que sí podrían tener una nueva oportunidad, aunque con el brasileño se intentará recuperar la enorme inversión con un traspaso, acaban contrato en 2022; mientras que hasta 2023 están dos jugadores que son carene de traspaso: Todibo y Wague.

Rafinha, Coutinho, Aleñá y Todibo, jugadores cedidos por el Barça el curso 2019-20 | CM

Rafinha, Coutinho, Aleñá y Todibo, jugadores cedidos por el Barça el curso 2019-20 | CM

Y ya se abre un apartado de futuro con Emerson y Pedri, con los que se cuenta, y Matheus Fernándes, al que podrían volver a ceder para que coja experiencia. Y finalmente, los nuevos fichajes. Trincao vendrá seguro y es el único que tiene contrato hasta 2025. Si finalmente llega Lautaro Martínez, también se irá a esta fecha.

 
Hoy destacamos