Universo Blaugrana

Dembelé entrenando con su selección / Équipe de France

Dembelé entrenando con su selección / Équipe de France

Reunión decisiva por Dembelé: las tres vías

Se complican las negociaciones de los agentes del francés con el Barça

Oriol Quintana @urikingkat

08.06.2021 09:24h Actualizado: 08.06.2021 09:27 h.

1 min

Ousmane Dembelé es una de las carpetas calientes que tiene que trabajar la junta directiva del FC Barcelona. A pesar de ser del gusto de Joan Laporta y el buen rendimiento del jugador esta temporada, no está asegurada su continuidad en el Camp Nou. Termina contrato en verano de 2022 y, de momento, se niega a renovar.

Ya han empezado los contactos con los agentes del jugador, que está concentrado con su selección. La próxima semana se producirán reuniones presenciales en las oficinas azulgranas para decidir por donde va el futuro de El Mosquito. Su representante, Moussa Sissoko, siempre ha comentado públicamente que quiere que continúe, pero si no renueva este verano, tiene números de salir.

Tres opciones

La opción deseada por parte del Barça es que el extremo de 24 años renueve y, en caso de tener que generar ingresos, sean otros jugadores importantes los que salgan traspasados. El propio presidente reconoció en precampaña que es uno de los futbolistas importantes para el futuro de la entidad. Eso sí, si sigue no será con un sueldo desorbitado. Deberá ajustarse a la situación económica actual.

Laporta, saludando a Ousmane Dembelé | FCB

Laporta, saludando a Ousmane Dembelé | FCB

En caso de que siga negándose a renovar, los culés lo pondrán en el mercado, donde muchos equipos le siguen de cerca. Es uno de los jugadores más cotizados de la plantilla y se calcula que se podrían ingresar unos 60 millones de euros por él. Antes de que agote contrato, será usado para hacer caja.

En esta línea, no se puede descartar un intercambio de jugadores. Es un futbolista con buen cartel y que interesa a muchos equipos. Los culés podrían usar ese interés para intentar cerrar algún intercambio de futbolistas, una práctica que se ha puesto de moda en los últimos cursos en Barcelona.

El tercer y último escenario es más preocupante: que no renueve y no salga traspasado. Entonces, el club debería estudiar bien si aprovecharlo o castigarlo como ya hemos visto en algunos equipos, como Adrien Rabiot en el PSG. Si es así, Ronald Koeman perdería un activo ofensivo y el Barça no ingresaría ni un euro por él.

 
Hoy destacamos